Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

miércoles, 28 de octubre de 2009

ROBBY COLLUM UN NORTEAMERICANO DE NIVEL



Robby Collum- Básquetbolista

E-mail

Robby Collum
Height: 185cm / 6'1'' Altura: 185 cm / 6'1''
Position: Guard Posición: Guardia
Born: 1981 Nacido: 1981

Nationality: Nacionalidad: EE.UU. USA EE.UU.
College: W.Michigan Universidad: W. Michigan
Previous teams: Equipos:
Pioneros (Mexico) Pioneros (México)
La Ola (Mexico) La Ola (México)
Mazatlan (Mexico) Mazatlán (México)
Cometas Que. (Mexico) Cometas Que. (México)
Battle Creek K. (USA-PBL) K. Battle Creek (EE.UU.-PBL)
Defensor Sporting - URUGUAY 2009
Robby Collum, ayuda base de Defensor Sporting impactó en su debut anotando 37 puntos (8 triples) y deleitando con su dotes de gran pasador.

En los cinco encuentros posteriores ratificó sus virtudes y ya es uno de los jugadores más valiosos dé
la Liga Uruguaya.

Está encantado con el entorno del club fusionado. Tiene 27 años. Es introvertido, pero muy amable. Se granjeó en poco tiempo el cariño y respeto de técnicos y compañeros en un club que por ser muy cuidadoso en la elección de extranjeros, volvió dar en la tecla.

Collum empezó a picar una pelota de basquetbol a los cinco años. Fue alumno y jugador de la Universidad "Western Michigan".

En ese lugar se fortaleció en todos los aspectos : "Aprendí mucho. Le otorgué la misma importancia al basquetbol y al estudio.

Me especialicé en el área de la aviación y tengo licencia de piloto. Me gusta manejar aviones, pero no tengo tiempo. La ultima vez que volé fue en Michigan. Por ahora es un 'hobbie'", confiesa.

En el 2004 dejó su tierra natal y buscó nuevos horizontes: "En mi primera salida fui a competir a la Liga de Bélgica. Me sirvió para adaptarme al mundo del basquetbol FIBA. Después de un año opté por aceptar ofertas de México. En ese país jugué tres años defendiendo a Pioneros y La Ola dos equipos muy populares del país azteca Ambas fueron buenas experiencias", resalta.

La cifra 26
Puntos. Son lo que
promedia Collum por partido. Además, tiene un registro de 6 asistencias por juego.en nuestra liga.

.
Tira al aro muy seguro, pero no es obcecado y no le interesa ser un súper goleador. "Cuando no puedo lanzar, paso la pelota. Ya no se juega sólo con las estadísticas. La tecnología avanzó y hay más conocimiento de los mercados de jugadores. Me defino como una pieza de complemento en el armado del equipo. Debo convertir, asistir y obviamente defender que es la base fundamental para que todo los demás se simplifique. Es difícil que alguien que venga a este cuadro se ponga en estrella ya que se nota un trabajo serio y todos son solidarios en el juego durante los entrenamientos y en los partidos. Estamos bien, concentrados y mejorando colectivamente, sabiendo que en el camino al título habrá varios obstáculos", reconoce.


Rescata el lado bueno de la Liga Uruguaya: "Me motiva porque es difícil, dura y pareja. Hay jugadores que se destacan y el nivel es competitivo. No vi a todos los jugadores, pero Diego Castrillón me dice las características de los rivales y es como si los conociera. Las canchas no me afectan. No son malas como dicen algunos. El basquetbol es uno solo y no tiene misterios", remarca.

En el ambiente de Defensor Sporting dicen que
Robby Collum se comporta muy bien. Se desprende que está al margen del microclima especial que se palpa durante la noche en calles de algunos barrios de Montevideo donde se ve a menudo a morenos altos hablando inglés y en ocasiones pasados de revoluciones.
"Cuando puedo, salgo de noche para distraerme y a su vez conocer la ciudad. Me interesa la cultura uruguaya. Siento que la gente es muy buena y más cálida que en otros sitios del mundo, incluido el lugar donde nací", admite el ayuda base.
"La forma de actuar depende de cada uno. Está
claro que se debe ser profesional porque de lo contrario generas un perjuicio individual y colectivo. Tampoco hay que pasarse para el otro lado. Tomarse una cerveza de vez en cuando, no le hace mal a nadie".
Collum vive momentos de profunda nostalgia: "Extraño a mi familia, amigos, las costumbres, mi casa. A veces es bravo, pero no me puedo quejar. Estoy cómodo en esta ciudad. El otro día salí a recorrer distintos lugares. Hay tranquilidad. Eso la diferencia con otros países de Latinoamérica y Estados Unidos. Yo vivo una hora al norte de Chicago y el ruido es impresionante", apuntó.



Opinión del Periodista Sergio Palay de basquetcaliente@hotmail.com
Podría ser el almacenero de la esquina, podría ser el que te surte el combustible o el que te lleva la pizza a tu casa. Podría ser cualquiera de ellos, pero es Robby Collum, estrella de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

Bien dicen que la pinta es lo de menos. Collum no es muy alto (apenas 1.85), algo gordito, un poco desgarbado... en fin, no es el prototipo de atleta. Sin embargo, con la pelota en la mano es mortífero.

Desde los cinco años tomó contacto con el balón, inspirándose en su padre quien también fue jugador y posteriormente entrenador. Es más, Rudy Collum, padre de Robby, fue uno de los primeros entrenadores de color en trabajar con jóvenes y es bastante reconocido en su tierra sobre todo en las categorías infantiles.

Robby, por su parte, hizo su carrera en Michigan, jugando para el College de la ciudad y posteriormente pasando a la Universidad de Western Michigan.
Una universidad de prestigio que encuadrada en la All-Mid-American Conference West División disputa el torneo de la NCAA (un día vamos a hacer una marca explicando cómo funcionan las univeridades).

Como universitario no le fue mal. Fue nombrado en el equipo ideal de la conferencia y lideró a Michigan en puntos, tiros libres y robos, destacándose además en asistencias y porcentajes de tres puntos. En su último año promedió 15.4 puntos, 4.5 asistencias y 2.4 robos por encuentro.

La universidad no sólo le permitió crecer como basquetbolista sino como persona. En la misma realizó estudios en el área de la aviación llegando a conseguir incluso su licencia de piloto. Sería pintoresco hacerle una nota en Melilla volando algún aeroplano...

Tras un breve pasaje por la liga de Estonia. (Apenas un mes) volvió a los Estados Unidos, más precisamente a Michigan, para jugar en una liga local, International Basketball League, participando con los Battle Creek Knigths.
En ese momento daba la sensación de que la carrera de Collum no iba a ninguna parte. Sin embargo, las puertas se le abrieron y los Cometas de Querétaro le hicieron una oferta para jugar en sus filas. Allí Collum pisó fuerte. Un promedio de 22 puntos por juego, 3 asistencias y 2 robos fueron suficientes, para que La Ola, un equipo más poderoso, se fijara en él.

Su buena campaña en un equipo que era dirigido por el ex entrenador de la selección uruguaya Alberto Espasandín.
Fue el ex entrenador celeste el primero en darse cuenta de su condiciones y al año siguiente, cuando Alberto fue a Pioneros de Cancún no dudó en llevarse a Robby como refuerzo.
No lo decepcionó, 16.8ppg, 4.4rpg, 2.4apg, 2.2rpg fueron sus números.

Números que en realidad al propio Robby no encandilan mucho. Como dijo hace poco en una nota aparecida en el suplemento Ovación de El País, Collum sabe que hoy por hoy para fichar un jugador se toman más cosas en cuenta que las estadísticas.

Es por eso que a veces Collum prefiere asistir o defender. A veces suele pasar desapercibido en el juego. Pero cuidado cuando despierta.

Tras su paso por México, Collum llegó a un lugar hace algunos años impensados para él. Participó de un Campus de la NBA. Más precisamente entrenó unas semanas con los Milwaukee Bucks. Su buen tiro y su contracción al trabajo hicieron dudar a algunos miembros de la franquicia. Pero al final no fue fichado por el equipo.

Sin embargo, el asistente técnico Kelvin Sampson se expresó del en estos términos."Es un jugador muy inteligente. Él tiene un baloncesto de muy alto coeficiente intelectual. Es de esos jugadores que no tendrán inconvenientes en realizar un muy buena carrera en el exterior por espacio de 10 años".

Y fue así que recaló en Uruguay. En Defensor Sporting, un equipo que por lo general no se equivoca a la hora de elegir extranjeros. David Jackson, Brian Woodward o, mucho más atrás en el tiempo, Charles Parker son algunos ejemplos.

Collum, ese jugador sin pinta, comenzó con el pie derecho en nuestra liga. Apareció con sus triples en partidos calientes y cada día se muestra más jugador. En un equipo que es, a mi gusto, el principal candidato al título, Robby Collum seguramente terminará dejando la MARCA.

Recopilación periodística
Flavio Velazco ;flaviovelazcocarera.blogspot.com
Fuentes recurridas: Latin Basket y Ovación- EL PAIS.



No hay comentarios:

Publicar un comentario