Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

viernes, 27 de noviembre de 2009

HISTORIA DEL CLUB ATLÉTICO BOHEMIOS.

La fundación del club

1ro. de mayo de 1932, Calle Tomás Diago N° 734 Punta Carretas, Montevideo.
En la casa de los esposos León Peyrou y Lola Tolosa se reúnen los Sres. C.L. Peyrou, E. Mendive, R. Amela, W. Berbejillo, H.U.Abó, J.F. Fillerín, H. Garcé, N. Latorre, L.A. Amela, O.A.Peyrou y O.V. Hansen, con la intención de crear un conjunto deportivo y social que tendría una marcada inclinación, en su inicio, hacia el fútbol, deporte de mayor arraigo en el país.
Es así que nace el “The Cats Athletic Club”, con una camiseta diseñada en “color blanco y gato negro en el bolsillo” . Apenas 14 días después se resuelve el cambio de denominación, pasando ésta a ser Club Atlético Bohemios, nombre inspirado en un cocktail servido en el Bar donde se reunían los socios fundadores. También los colores sufrieron un cambio, ya que la camiseta elegida no se podía comprar con los fondos existentes, dada su exclusividad.

Socios Fundadores

Se consideraron socios fundadores a quienes se asociaran entre el 1° de mayo y el 24 de junio de 1932

José R. Amela

Carlos A. Amela

Héctor Abó

W. Berbejillo

Emilio Boix

Luján Borges

Eugenio R. Bruel

Ricardo Brussoni

Julio Casteran

Luis Casal

Orestes Celci

J. De Chiara

A.De Chiara

J.P. Fillerín

Miguel Ferreira

José Faggioni

E. García Dobal

Horacio Garcé

José A. Ramírez

Juan C. Sartori

Héctor Garicoitz

César Galmarini

A.García Pardo

Enrique Givogre

O.V.Hansen

Tomás Hernández

N.Latorre Píriz

Enrique Mendive

Luis Moreno

León Peyrou

César Peyrou

Héctor Peyrou

Oscar Peyrou

Clemente Puig

Hermes Pereira

Roberto Ruiz

Roberto Rodríguez

G. Rava Castelli

Alberto Santuberry

César Galicia


ESCUDO DE BOHEMIOS

Por Asamblea del 24 de mayo del año 1932 se fijan los colores definitivos como blanco y marrón (que eran similares al del Club Triumph Juniors de la época, lo que hacía más accesible su adquisición). El día 25 de junio del mismo año se establece que la camiseta de basquetbol sea blanca y una "B" marrón (diseñada por Oscar Peyrou). Luego de encomiables sacrificios, (como que uno de los socios llegara a empeñar su gabardina) se adquirieron las camisetas.

Siendo necesaria una bandera distintiva del Club su madrina, la Sra. Lola Tolosa de Peyrou se encargó de confeccionarla.

LOS EMBLEMAS DE BOHEMIOS

Por Asamblea del 24 de mayo se fijan los colores definitivos como blanco y marrón (que eran similares al del Club Triumph Juniors de la época, lo que hacía más accesible su adquisición). El día 25 de junio del mismo año se establece que la camiseta de básquetbol sea blanca y una "B" marrón (diseñada por Oscar A. Peyrou). Luego de encomiables sacrificios, (como que uno de los socios llegara a empeñar su gabardina) se adquirieron las camisetas.

"Siendo necesaria una bandera distintiva del Club su madrina, la Sra. Lola Tolosa de Peyrou se encargó de confeccionarla. "

PRIMERA CANCHA DE BOHEMIOS

Gracias a la contribución del Sr. A. De Silva, (proclamado socio honorario en Asamblea del 25 de junio de 1932) se obtiene un terreno en la calle 21 de setiembre (entre Tomás Diago y Roque Graseras).

El día 25 de Agosto de 1932 luego de escuchar el Himno Nacional, y la música “Alma de Bohemios”, los asociados, unidos de palas y picos, comenzaron la nivelación del terreno. Se compran materiales usados para el piso y la construcción de los vestuarios, así como para instalar la iluminación del escenario.

EL PRIMERO DE MAYO en Bohemios

En cada aniversario, los socios se congregan en un almuerzo o cena de camaradería. Por ser un día feriado, se ha logrado que el núcleo de allegados sea cada vez más numeroso. A medida que la Institución ha crecido también, lo han hecho las características del festejo y el número de concurrentes. Sin embargo la reunión mantiene el mismo tono cálido que atrae a todos los viejos asociados, manteniendo los rasgos de unidad y sencillez que representan la grandeza del Club.

1982 Año del 50 Aniversario de BOHEMIOS

En 1982 se conmemoró el 50 aniversario con diversos actos, a los que concurrieron más de 600 personas.
Entre las diversas actividades se destacaron la colocación de la imagen de Juan J. Balleto en la sala del Consejo Directivo, con palabras alusivas del Presidente de la Institución Dr. Eduardo Rodríguez Caorsi: se descubrió un bronce con el nombre de los socios fundadores, con palabras del Dr. Osvaldo Ximénez Strazzarino.
Y como es tradicional, luego de la cena, para la cual se agotaron los tickets, hizo uso de la palabra el Presidente del Club, entregando además, insignias conmemorativas a aquellas personas que cumplen 25 años de socios.
A partir de 1978 por sesolución del Consejo Directivo se ha comenzado a entregar plaquetas recordatorias a aquellas personas que han mantenido una permanente adhesión al Club.

TITULOS DE BOHEMIOS: BÁSQUETBOL.

EN PRIMERA DIVISION- CAMPEONATOS FEDERALES.

1963












Bohemios Campeón Federal 1963

Ficha Técnica 1963

Indudablemente en su rica historia , ese año marcó un comienzo de éxitos , un equipo que indudablemente marcó ante la sorpresa de todos (según dicen quienes vieron la campaña del equipo ) se consagro Campeón por primera vez .

Fuera de todo pronóstico todos daban a Tabaré que tenía un verdadero equipazo tal vez es más glorioso de la década del 60 , al propio Olimpia , Atenas ( de mala temporada) … sin embargo el albimarron basado en un gran juego colectivo con un figura estelar como Ramiro De León como se dice ahora un tirador plateado siendo además el goleador de dicho campeonato (símbolo del club tanto como jugador y a su vez con el paso del tiempo como entrenador fallecido hace algunos meses –después de llegar a conducir el ascenso del club a la Liga Uruguaya 2008 –primera división …. Lo que era en su momento el viejo Federal), el propio Alvaro Rocca un pívot muy fuerte en la zona interna que intimidaba a sus rivales ,ambos jugadores vistieron en varias ocasiones la selección uruguaya de básquetbol

A continuación los invito a repasar la historia , hicimos una recopilación de medios de prensa escrito de la época donde más de lo que yo pueda expresar ( que obviamente no había nacido) nada mejor que leer lo que se vivió en aquel año 1964 – recordar que siempre las temporadas se inician el año previo por lo que el campeonato pertenece a dicho año en este caso al año 1963 – donde Pocitos se llenó de fiesta y el festejo de un club que por su historia ya merecía un Título de relevancia más aún habiéndolo logrado frente a su clásico rival de barrio como Trouville por más que muchos me discutirán si el tradicional rival es Tabaré por la cercanía de un club a otro, o Malvin por una vieja y sana rivalidad deportiva que data hasta el día de hoy .

Dos extintos medios de prensa como El diario El Plata y Diario El Diario de la Noche nos reviven esas instancias.

Izq. parados: A. Roca, M. Luchessini, J. Azallas, M. Shoening, G. Crócamo, N. Morasco,
J.L. Fau, Dt. J. Cuzzi, W. González, E. Rodríguez;
abajo: A. Feltrini, R. De León, H. Bertullo, E. Perreta, D.Veretervide, A. Casal, C. Blanco y A. Lladó.

NOMBRE

EDAD

PESO

Altura

Hugo Bertullo

18

71

1.80

César Blanco

21

83

1.80

Alberto Casal

22

67

1.71

Gastón Crócamo

18

82

1.84

Ramiro De León

25

82

1.81

José Luis Fau

25

78

1.83

Alberto Feltrini

22

74

1.70

Wiliam González

28

73

1.81

Miguel A. Luchessini

20

72

1.89

Antonio Lladó

29

83

1.93

Nelson Morasco

19

85

1.91

Luis Olivera

20

78

1.84

Enrique Perreta

20

71

1.68

Alvaro Roca

23

86

1.92

Eduardo Rodríguez

21

89

1.87

Mario Schoening

21

72

1.82

Director Técnico: JULIO CUZZI


Triunfo amplio y merecido ante un Trouville animoso.”
Alberto Casal un valor decisivo y brillante

Un estado de nerviosismo intenso afectó el lucimiento del encuentro decisivo que cumplieron los equipos de Bohemios y Trouville. El primero procuró jugar con serenidad y carecía de audacia en sus maniobras y los rojos aspiraron a una performance insospechable y el afán perjudicó los resultados de su planteamiento.



El match se inició promoviendo sorpresa en los espectadores. Trouville abandonaba su creación planteando una defensa en formación zonal en lugar de su habitual marcación a presión y ello modificó el esperado ritmo de la lucha. Los rojos han querido dar un golpe sicológico y efectivo ante un rival presumiblemente entrenado para una oposición de otro tipo, o simplemente no confiaba en la resistencia física de sus hombres en un gimnasio con temperatura asfixiante y con valores afectados por lesiones musculares. Lo cierto es que los primeros minutos y hasta la terminación de la etapa el juego fue mediocre con escasas realizaciones. Bohemios pretendió prevalecer con el doble pívot de Roca y Lladó pero solamente el primero mostró algunos aciertos en rebotes y tiró lo que no era suficiente para afianzar el bloqueo planteado a las posibilidades de profundidad de De León, Shoening o Bertullo. Aparentemente tenía éxito el planteamiento defensivo de Trouville, pero el ataque de éste era totalmente nulo por carencia de un origen positivo para el ataque rápido salvo en la expresiva labor de Etchello.

POSICIONES FINALES
EN PRIMERA DIVISION

EQUIPOS

J.

G.

P.

Ps.

Bohemios

30

26

4

26

Tabaré

30

25

5

25

Olimpia

30

24

6

24

Sporting

30

20

10

20

Stockolmo

30

18

12

18

Verdirojo

30

16

14

16

Atenas

30

16

14

16

Peñarol

30

14

16

14

U. Atlética

30

14

16

14

Unión

30

14

16

14

Welcome

30

13

17

13

Trouville

30

12

18

12

Malvín

30

12

18

12

Goes

30

11

19

11

Albatros

30

5

25

5

Aguada
(susp.)

30

0

30

0


El score se movía muy lentamente y las maniobras carecían de lucimiento en los dos sectores. Hubo un intento de Blixen que fracasó de inmediato al resentirse de su lesión y otro de Mendaro que también tuvo que desertar por la misma causa. Pero a los 14´ Trouville salió a la marcación a presión y Bohemios incorporó a Casal en el acto decisivo del partido.

Quedó en evidencia que los rojos no estaban en condiciones para soportar ese esfuerzo y que Bohemios tenía planeadas soluciones efectivas para ese tipo de marcación. Casal resultó excepcional en materia de dribling y profundidad, rearmando al equipo que recuperó la eficiencia de De León y sobre todo su armonía de conjunto, y mientras tanto Trouville solo realizaba por las vías de la prodigación de Etchetto.

En la etapa complementaria hubo un repunte de los rojos que agregaron a Irulegui y Albeniz Pérez como valores ejecutivos, pero también Bohemios afianzó lo suyo con la continuidad de la producción de Casal, De León y Roca que compusieron una fuerza muy superior en todos los aspectos.

Trouville ofreció lucha leal y efectiva, pero el campeón prevaleció sin pausas en esta parte final del encuentro obteniendo una victoria amplia y merecida.

BOHEMIOS (63) – TOUVILLE (52)

Cancha: Bohemios

Primer tiempo: Bohemios 25 a 21

Jueces: Julio C. Sánchez y Salomón Kulik.

BOHEMIOS (63)
- Bertullo 2, De León 17, Shoening 6, Roca 13, Lladó 3, Casal18, Perreta 1 y Marasco 4.

TROUVILLE (52)
– Etchetto 18, A. Pérez 9, Larriera4, E. Pérez 4, Irulegui 10, Blixen, Mendaro 2 y García 5.



Reservas: Bohemios 52, Trouville 47.

TORNEO VERANO (2A. RUEDA)

EQUIPOS

J.

G.

P.

Ps.

Bohemios

15

13

2

13

Tabaré

15

13

2

13

Olimpia

15

12

3

12

Verdirojo

15

9

6

9

Sporting

15

9

6

9

Atenas

15

9

6

9

Stokolmo

15

8

7

8

Peñarol

15

8

7

8

Unión

15

8

7

8

U. Atlética

15

7

8

7

Trouville Welcome

15

6

9

6


15

6

9

6

Goes Malvín

15

5

10

5


15

4

11

4

Albatros

15

3

12

3

Aguada
(susp.)

15

0

30

0

Vencimos por que fuimos mejores. DIARIO EL DIARIO


RISAS Y LLANTOS CONFUNDIDOS EN EL VESTUARIO DE BOHEMIOS

-¡Bien Roca, bien!

-¡Arriba De León, viejo nomás!

-¡Mucho Lladó!
Uno tras otro los jugadores iban pasando por un puente de brazos tendidos que buscaban apresarlos.
La escalera que llevaba a los vestuarios fue respetada. Los jugadores subieron solos. Nosotros tras ellos.
Pero no bien se cerró la puerta, más de uno que lucía ancha sonrisa les trocó en un llanto convulsivo, emocionado por el triunfo.

El presidente Prof. Ricardo J. Vergara andaba a los abrazos con todo el mundo. Los jugadores reían, lloraban. Algunos apretaban en un puño la camiseta que habían podido rescatar de manos fanáticas y gritaban; Bohemios que no ni no!!

-Sr. Cuzzi, dos palabras por favor.

- No, no puedo. Míreme como estoy. No puedo ni hablar. Me siento tan emocionado. Capaz que le digo algo que no está en mi ánimo decir. Quiero hablar serenamente más adelante. Ahora no...
Y con un abrazo grande se estrechó a Casal que más emocionado que él, lo apretaba.

-Ganamos el campeonato porque nos dimos enteros en cada partido. Decía a viva voz Crocano.

-¡Bohemios arriba para todo el mundo! Se oía por la ventana del vestuario, mientras la hinchada pedía a los jugadores que bajaran.
Roca parado sobre un banco, sin camiseta y con la cara congestionada gritaba:

-Vamonos todos a tirar de cabeza a la fuente de enfrente. ¡Vamos muchachos!
El llamado no rindió efecto. El orador dejó su tribuna y pasó a formar fila para dar la vuelta olímpica.

Llegamos hasta el títular Prof. Vergara y le oímos en tanto era felicitado, decir: "Es el triunfo de ellos... Se rompieron todos para conseguirlo. Lo merecían. Bohemios hizo la mejor campaña y tenía que ser campeón..."

Finalmente estaban listos para bajar. Alguien corrió la voz y la gente se aglomeró. Los arrancaron de los últimos peldaños cuando iban saliendo. Así los volvieron al gimnasio. Los pasearon por toda la cancha y gritando unidos dijeron bien fuerte que el viejo Bohemios había logrado su acariciado anhelo. El clamoreo enloquecedor los había ganado a todos. El ¡Que si, que no, Bohemios los fundió! fue el dueño de la noche. Noche clara y radiante que pareció festejar también ella, al nuevo campeón. Siempre resulta muy difícil aunar opiniones cuando se trata de señalar al mejor jugador de una temporada. Las características de nuestro básquetbol hacen de la elección una cuestión de gusto en el tipo de juego del candidato y también una razón de simpatías en la que gravitan muchos factores al margen del puramente técnico. Pero lo que nuestros jugadores disponen alternadamente de lapsos de gran brillo y períodos de declinación que se explica en razones de trabajo. Dispares momento anímicos y en muchas otras cosas que regulan la capacidad deportiva de nuestros valores. Y surgen entonces esos períodos o esas etapas en que se encuentra el jugador y parece que habrá de estar inamovible en el concepto de la afición. Por ello, hay muchos valores que podrían merecer esta distinción y entre ellos Sergio Pisano, Carlos Blixen, Manuel Gadea, Washington Poyet, Walter Márquez, Francisco Di Mateo, Jorge Maya, Poconé Fossa, Daniel Dupuy, Milton Scaron, Sergio Salaberry, etc., que han sido valores de incuestionable significación en esta temporada.

Ramiro De León, encestando.


Nosotros nos inclinamos por señalar a Ramiro De León como el más calificado valor de la temporada. Para ello, analizamos a los candidatos, exhaustivamente, desde todos los puntos de vista técnicos.
El ideal del mejor jugador es el que domina los fundamentos, ataca y defiende, juega con entereza en todos los momentos del partido, tiene espíritu de colaboración con sus compañeros y trabaja en la cancha con vibración anímica, serenidad y discernimiento.

Ramiro De León reúne la mayoría de estas cualidades y las expone continuadamente aún cuando los resultados no reflejen siempre su disciplinado esfuerzo. Es un hombre de vibración anímica constante durante un partido; se prodiga en todos los sectores de la cancha; aplica variantes en su juego según la oposición adversaria; tiene ascendiente sobre sus compañeros a quienes apoya y alienta exigiendo al mismo tiempo su colaboración; y domina lo elemental de los fundamentos del básquetbol moderno. Es un insigne realizador, producto de su constancia en el training, pero no hace de ello una especialidad exclusiva, sino que destaca también notables aptitudes de marcador, haciéndolo con decisión y energía en cualquier momento del partido. Este último aspecto es el más importante y el que gravita en nuestro pronunciamiento. En nuestro básquetbol, hay brillantes marcadores y brillantes realizadores, pero pocos que reúnan esas dos aptitudes en un caudal suficiente y en la mayor extensión de la temporada. Hay un sólo nombre que puede competir con él en estos aspectos y es Carlos Blixen, a quien incluíamos en otra categoría, quizás más importante por su gravitación y trascendencia en la evolución de nuestro básquetbol, pero señalamos a Ramiro De León como el mejor jugador de la temporada, por sus aptitudes continuadamente expuestas y su sentido de responsabilidad en la conducción de un equipo que finalmente se consagra campeón.

O.RODRIGUEZ Y J .CUZZI.
Dos hombres se han vinculado a la conducción técnica del equipo campeón, pero ambos completamentando esfuerzos y conocimientos para la consagración de sus afanes.
A Olguiz Rodríguez le corresponde el honor de iniciar la obra de orientación de un plantel que paulatinamente fue afianzando su rendimiento y la exhibición de sus virtudes.


A Julio Cuzzi la satisfacción de culminar esa obra y dirigir al equipo en la etapa más difícil; cuando se acumulan las dificultades y el esfuerzo adversario se multiplica por la resonancia y trascendencia que cobra un triunfo sobre el puntero.

El técnico - Julio Cuzzi: observa, piensa y ordena.


Reafirmar conceptos sobre Olguiz Rodríguez resulta insistir en el reconocimiento de sus aptitudes en la preparación y conducción de equipos, y en cambio hablar de Julio Cuzzi es iniciar la historia de un valor que va cobrando merecido prestigio en el núcleo de los más destacados técnicos de nuestro ambiente.
Los títulos no son siempre reflejos de una dirección técnica, y en cambio lo es, las resultancias de un trabajo docente que puede apreciarse inclusive en la hora de la derrota. Julio Cuzzi mostró sus aptitudes en las divisiones inferiores preparando muchos de los valores actualmente campeones; en Miramar, en la selección de Tercera de Ascenso, etc; dejando el sello de su personalidad reflejado en sus dirigidos. Hay en todo esto un denominador común que habla de modestia, de corrección, de desinterés y de pasión por la cosa del básquetbol. Y eso es lo que importa para juzgar a Julio Cuzzi dentro de una personalidad que no se transforma durante un partido o después de un resultado, señalando que es un hombre integro que se aleja modestamente para compartir una victoria y se acerca para recoger la responsabilidad de una derrota. Pero siempre en el mismo tono de corrección, de serenidad, de temple que resalta al hombre como hombre, y como conductor imponiendo el ejemplo de sus actividades.
Por ello, es doblemente satisfactorio analizar a Julio Cuzzi en su obra y personalidad. Siquiera para presentarlo como ejemplo del hombre que sabe y que no necesita de desplantes ni ante los jugadores, ni ante el público, ni ante los jueces para señalar una presencia que nunca podría tener más fuerza ni gravitación que el propio respeto que impone su actividad honorable en todas las canchas y en todas las circunstancias.
Tal es la personalidad del técnico que dirigió a los campeones.

Una historia en la que el presente emula su pasado. DIARIO EL PLATA

La consagración de Bohemios como campeón federal 1963 constituye un acontecimiento resonante y trascendente para la vida del básquetbol nacional. No por el brillo de su campaña. que en ese sentido fue inobjetable; tampoco por la gran valía de sus producciones que no marca ninguna excepción en la materia; sino por lo que puede constituir el ejemplo de la paciente labor de una entidad que llega a la consagración de un propósito alentado desde 1932 en que nace la vida institucional con solo bagaje de un gran entusiasmo y una gran esperanza. Las instituciones perduran solamente cuando se mira el porvenir con la imposición de un sacrificio y el afán indeclinable de progreso. En 30 años de afiliación a la Federación, Bohemios experimentó todas las alternativas que experimentan la generalidad de las instituciones. Con una sola diferencia: que no melló su espíritu de realizaciones y que confió siempre en un devenir mejor para sus continuados esfuerzos. De ahí el ejemplo que constituye esta consagración que muestra facetas recomendables para los que recién se inician y para los que comienzan las contrariedades.

Bohemios perdió y recuperó posiciones deportivas, supo del exitismo de un núcleo de sus parciales y del tremendo esfuerzo que tuvo que realizar para situarse en el plano accesible a la recuperación, pero su obra institucional no se detuvo nunca, ni siquiera una pausa, en el camino del progreso para considerarse digno de sus fundadores en la victoria y en la derrota. Nació como nacen todas las entidades. Al amparo de un entusiasmo juvenil y una cara esperanza, pero aquellos que la forjaron dejaron una herencia que tuvo magníficos administradores. Jamás una claudicación o una duda. Siempre venir, que les permitió transitar desde el escenario de 21 de Septiembre pasando luego por Joaquín Nuñez hasta afincarse en el actual de Gabriel Pereira Fue un andar seguro y firme, jalonando conquistas institucionales que fueron creando una clara conciencia en sus dirigentes, asociados y adictos de que la vida de la entidad no dependía de los triunfos deportivos sino del calor y el entusiasmo partidario de los que daban preferencia a la estructura de un sólido hogar para todos.
El largo camino hacia la primera gran conquista duró treinta años, pero la espera supo de satisfacciones de otra índole que mantuvieron en vanguardia el espíritu constructivo de sus sostenedores. Aquella primera Directiva que integraron Enrique Mendive, Alberto Hansen, Héctor Abó García. Néstor Latorre Piriz y A. Amela dejaron la simiente de lo que hoy constituye Bohemios, gallardo y poderoso alzándose a la cumbre confiado en su destino venturoso.


Una conquista inmaculada

Y el triunfo llegó, Llegó en aras del esfuerzo, del sacrificio y de la voluntad. Sin deber nada a nadie. Sin mancillar principios y sin claudicar en sus afanes. Porque la consagración de Bohemios tiene, en ese sentido, mas valor que el puramente deportivo que brinda el valor o la calidad de los goles. Una campaña limpia, un triunfo inobjetable y un merecimiento que lo avala la calidad de la oposición que tuvo en todo momento.

Y entonces corresponde señalar a los que tan certeramente han conducido a la entidad en este año la culminación de esfuerzos. La Directiva que integran: Presidente Ricardo J. Vergara; Vice Presidente , Juan J. Balleto; Secretario General, Arq. Oscar Peyrou; Vocales : Luis Alberti, Humberto Cappozolli, Jesús González, Ernesto Rega, Luig Engelbrecht colaboradores magnificos en el espíritu y en la acción.


Un plantel de señalada valía

El plantel de Bohemios ha constituido una familia luchando por un ideal, con todas las cosas que habitualmente conmueven al núcleo familiar. Por ese espíritu y por esas bondades que técnicamente caracterizaron al plantel, Bohemios logró esta imposición deportiva. Porque jugó siempre con doce jugadores. Cinco, reglamentariamente habilitados para hacer lo dentro de la cancha y otros siete apuntalando desde afuera con espíritu de compañerismo y ansiedad permanente.
Un promedio de 22 años de edad en 17 jugadores y un promedio de altura de 1.83 forman la característica principal de este plantel.

"Hijo, sos más crack que yo"

Bohemios es una familia que arraiga a generaciones. Los Peyrou, los Engelbrecht, los Donamari, los Paseyro, los Casal, etc. constituyen una prueba elocuente de ese arraigo que se extiende y afirma en la historia de la institución.
En el match final contra Trouville, Alberto Casal fue una figura excepcional y decisiva del partido para la consagración de Bohemios.
Alberto Casal es hijo de un campeón Sudamericano y muy vinculado a la historia de Bohemios. Alberto Casal (padre) integró el gran equipo Sudamericano de 1940 clasificando campeón. Defendía al SPORTING Y LUEGO PASÓ A Bohemios en donde, como director técnico, condujo a los albimarrones en el torneo de Segunda de Ascenso que los consagró con el ascenso.

Pese a sus múltiples ocupaciones como alto jerarca del Banco República siguió la trayectoria reciente de Bohemios con verdadera avidez y ansiedad. Y el otro día frente a Trouville asistió al partido y emocionado ante la performance de su hijo lo recibió con un abrazo y estas palabras.
"Te felicito hijo. Sos más crack que yo"
Y nosotros decimos: de tal palo, tal astilla.

Un campeón auténtico con honra y justicia. (30/01/1964) DIARIO EL PLATA


Cuando las victorias son legítimas y limpiamente conquistadas, se siente placer en elogiar a los que las obtienen y honran a los destinatarios del elogio.
El Club A. Bohemios puede sentirse incluido en este merecimiento y nosotros nos consideramos francamente alentados para glosar este comentario. La prestigiosa entidad albimarrón culmina años de esfuerzos y sacrificios en los que puede ofrecer a la consideración pública, progresos institucionales de volumen y una trayectoria ejemplar en conducta y comportamiento deportivo.

Consagró anoche su anhelo de obtener por primera vez el título máximo en un Campeonato Federal y lo logró sin mácula y con absoluta legitimidad.
Fue el mejor indiscutiblemente. Por la valía de su plantel, por la disciplina de sus jugadores y por el apoyo continuado y calificado de sus dirigentes y adictos. Fue una campaña meritoria y un triunfo que se enaltece por las condiciones morales de los triunfadores y la oposición firme y leal de calificados adversarios.

Las virtudes fueron muchas e irrebatibles; la satisfacción de jugadores, técnicos, dirigentes y adictos, absolutamente legítima, y en hacerles llegar nuestras felicitaciones y la seguridad de que ha sido un placer escribir estas líneas a cuenta de mayor cantidad en fecha próxima.


Desbarató la Resistencia de Trouville

Trouville no pudo mantener el ritmo de resistencia inicial y claudicó anoche ante el Campeón Federal de 1963, cuyo triunfo resultó legítimo pero además engrandeció por la posición de los rojos, no fue, en verdad, la mejor performance que realizó el flamante campeón, porque la nerviosidad imperó en sus filas, pero de cualquier manera evidenció los atributos necesarios para ganar el encuentro y con ello el torneo máximo capitalino.

Trouville derrochó energías en procura de un resultado que por difícil, no pareció imposible de acuerdo con el planteamiento de juego. Aun sin contar con Blixen (actuó pocos segundos y volvió a sentirse de la lesión), dio trabajo con la marcación zonal para anular la diferencia de estatura y estuvo certero al pasar individualmente, pero la intensidad de la lucha mermo su resistencia, de manera especial porque el ingreso de Casal dotó a Bohemios de mayor efectividad y la entrada de Perreta le di aún mas movilidad. Paradójicamente, la buena gestión de Trouville enáltese la consagración del campeón, festejada mucho antes de la finalización.

Gimnasio Bohemios. Entradas: 825 . rec: $7.576. 1er . tiempo: Bohemios 25-12. 5' finales: Bohemios 52-40. Jueces: J. Sánchez Padilla y S. Kulik.

BOHEMIOS (64): Roca 13 (x), De León 17 (x), Shoening 6, Bertullo 2, Lladó 3, Casal 18, Perreta 1, Marasco 4.

TROUVILLE (52): Etchetto 18, E.Perez 9, Larrieta 4, Iruleguy 10, Blixen, Mendaro 2, Garcia 5 (x).

Reservas: Bohemios 52-47

Juez: O.Fabbini.

Fuentes consultadas :Página Oficial del Club y los mencionados medios de prensa.

Recopilación periodística

Flavio Velazco para Flaviovelazcocarera.blogspot.com.



Seguiremos con la reseña en los proximos días , la misma la estamos elaborando ...


1981














1983












1984














1987











EN SEGUNDA DIVISION


1994












2002(muy pronto publicaremos la foto)

Flavio Velazco para flaviovelazcocarera.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario