Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

miércoles, 2 de marzo de 2011

MICHAEL SWEETNEY EL MEJOR EXTRANJERO DE LA LIGA URUGUAYA DE BASQUET 2010-11

Me pareció muy interesante brindarles esta entrevista del diario Últimas Noticias y compartirlas con ustedes sobre este ex NBA que viene sorprendiendo por su excelente rendimiento siendo una de las claves de Biguá finalista que busca su tercer liga uruguaya de su historial .



Sea quien sea el campeón de la Liga Uruguaya, esta edición se recordará para siempre por el pasaje de Michael Sweetney en Biguá. Detrás de esa mole ex NBA se esconde un personaje que vale la pena conocer. "Big Mike" agranda el menú para todos a través de un mano a mano con Ultimas Noticias.

Por Fernando Corchs



A lo largo de los años por nuestro basquetbol han desfilado una buena cantidad de jugadores con trayectoria en la NBA. Pocos, realmente pocos, pudieron confirmar talento y virtudes como Michael Sweetney, el "gigante" que se prepara para jugar desde el viernes las finales de la Liga Uruguaya con Biguá. "Big Mike", como se le apoda, nació el 25 de octubre de 1982 (tiene apenas 28 años), mide 2.03 m y aunque no le gusta nada que se refieran a su peso, el ideal ronda los 122 kilos.

Con su corto pasaje por Uruguay -arribó a comienzos de diciembre para recambiar a Nick Billings- ha generado un reconocimiento unánime del ambiente. Sus fundamentos, forjados en la prestigiosa universidad de Georgetown, son propios de un jugador distinto. Por eso no fue casualidad que en la temporada 2003, New York Knicks lo eligiera en el 9° lugar del draft ni que anotara 24 puntos defendiendo a Chicago Bulls (franquicia que le pagó U$S 2.700.000 por su primer año de contrato) contra Portland Trail Blazers, el 16 de noviembre de 2005 y por la serie regular de la NBA. Ese fue su récord en la mejor liga del mundo.

Por Villa Biarritz se ha ganado el cariño y el respeto de compañeros, cuerpo técnico, dirigentes y allegados a la institución. Sweetney, un tipo sencillo, superprofesional y familiero, quien también esconde detrás un personaje, tuvo un mano a mano con Ultimas Noticias en el que habló de su estadía en nuestro país pero también haciendo lugar para un poco de su historia.

-¿Está solo en Uruguay?

-Sí. Mi esposa y mi hijo de tres meses, Ayden James, quedaron en Estados Unidos. Mi familia también la componen diez animales que son la debilidad de mi esposa. Tenemos seis perros, dos tortugas y dos roedores (chinchillas).

-¿En qué utiliza el tiempo libre en Montevideo?

-Soy un tipo muy casero y de familia. Estando con ellos, voy del entrenamiento a mi casa y de casa al entrenamiento, disfrutando de nuestra casa. Aquí me encanta dormir mucho y entrenar duro. No tengo vida social, conozco la rambla que es hermosa pero no la recorro y me conecto mucho a internet.

-¿De qué forma haría un resumen de su pasaje por la NBA?

-Con New York Knicks jugué dos temporadas, la segunda a muy buen nivel (N.de R: promedió 8 puntos y 5 rebotes por juego). Luego pasé a los Bulls donde tuve un primer año muy bueno y actué bastante, todo lo contrario a la segunda temporada, donde mi relación con el entrenador no fue la mejor. Después de ello permanecí un tiempo algo extenso parado por problemas familiares. Resultó para mejor porque al regresar realicé una pretemporada con Boston Celtics. Aprendí mucho, adentro y afuera de la cancha. Encontré un equipo con un nivel muy alto de profesionalismo y cabeza ganadora. Doc Rivers era el entrenador de un plantel que integraban Kevin Garnett, Ray Allen y Paul Pierce, la base del actual equipo. Desde ellos hasta el último suplente era impresionante la capacidad de trabajo que tenían. Recuerdo que llegaba una hora antes al gimnasio y el resto hacía un buen tiempo que estaba allí. Quedé sorprendido. No hay techo en cuanto a exigencia.

-¿Por qué no siguió en Boston?

-Tuve la chance de realizar una gira por China pero en el equipo ya había 15 contratos garantidos. Sabía que no tenía muchas posibilidades y fiché en la D-League (liga de desarrollo de la NBA). Mi idea era volver a la NBA pero luego jugué en Puerto Rico y me fascinó.

-¿Cómo se dio la oportunidad de jugar en Uruguay?

-Tenía ofertas desde Australia, Turquía e Irán pero la de Biguá, a través de un contacto realizado por Juan Pablo Da Prá, fue la que más me convenció. Me costó decidirme porque mi hijo había nacido el 22 de noviembre pero este es mi trabajo. Además, de acuerdo al calendario, es la que me permite retornar en fecha a Puerto Rico para defender a Cangrejeros de Santurce.

-Al armar las valijas, ¿sabía a qué lugar del mundo viajaba?

-No conocía nada. Me tuve que fijar en el mapa antes de venir aquí para saber hacia dónde iba. Esa es la verdad. Es una cultura diferente pero con el paso del tiempo me he adaptado cada vez mejor.

-¿Qué concepto le merece el nivel de nuestra competencia?

-Es bueno, es una liga competitiva y en donde se hace complicado ganar en todas las canchas. Comparándola con la liga de Puerto Rico, que es la otra que conozco en el continente americano, es similar aunque allá se estila un juego más abierto, de correr y tirar… un estilo bien centroamericano.

-¿Cómo se define como jugador?

-Me gusta jugar en equipo. Salvo los verdaderos fenómenos, ninguna individualidad salva a todo el conjunto. Soy un pivot fuerte, que intenta dañar en el poste bajo, que aporta puntos y rebotes pero al que tampoco le gusta que todos los sistemas se adapten a él. Aquí en Biguá, a pesar del cambio de entrenador, se predica eso. Lo más fuerte de Biguá es el equipo. Todos saben con la pelota y pueden marcar desequilibrio en diferentes momentos.

-Con su corta experiencia en esta Liga, ¿piensa que el arbitraje no lo protege?

-Nunca me gustó referirme a los arbitrajes. Forman parte del juego y como ocurre con los técnicos y los jugadores, los árbitros también se equivocan. No opino sobre el tema.

-¿Qué reflexión le mereció perderse un partido porque se le había vencido la ficha médica? ¿Le había sucedido alguna vez?

-Realmente no sé lo que ocurrió, todo fue un tema de papeles. Nunca me había pasado. Me sorprendió un poco pero la solución no dependía de mí. Tal vez los controles sean más estrictos y eso no deja de ser un aspecto favorable.

-¿Cuál es su impresión acerca de Malvín, el rival de las finales?

-Es un buen equipo. Por algo peleó con nosotros el número uno durante toda la temporada. Sinceramente no conozco bien a sus jugadores pero es una tarea que nos inculcará el entrenador en estas jornadas. Lo enfrenté una sola vez y me parece un equipo duro.

-Su mejor jugador, Fernando Martínez, apenas mide 1.70 metros…

-Me impresiona que con su escasa estatura pueda generar tanto desequilibrio. Es un jugador diferente al resto del cual debemos tomar referencias porque el juego en equipo de Malvín depende mucho de él. No podía entender cómo promediaba 20 puntos y 8 asistencias por partido pero viéndolo en cancha tampoco sorprende.

-¿Significó algo especial jugar semifinales con tanto público en contra como el de Aguada?

-Nunca había jugado contra un equipo que despertara tanta pasión en sus hinchas. Creo que lejos de perjudicarme, resultó una motivación. El entorno fue fantástico pero como siempre digo el público no juega y adentro Biguá marcó una clara superioridad.

“Es un jugador muy completo”

El técnico de Biguá, Edgardo Kogan, no escatimó en elogios para el ex NBA: "Nos da mucho porque es un jugador que, de espaldas, trabaja muy bien, reparte juego cada vez que lo doblan, tiene un fuerte uno contra uno y además 'cortinando' resulta tremendo. Es muy completo en la posición de pivot. Absorbe mucho juego y sabe cómo aprovecharlo. No es torpe pasando la pelota, justamente todo lo contrario. Además, es un profesional de primera línea y un ejemplo para todos. Llega temprano y se va último, contando con un feeling espectacular con el grupo", opinó sobre Sweetney.

TRAYECTORIA

Como jugador profesional, Biguá es el sexto equipo al que Sweetney defiende. Luego de su etapa universitaria en Georgetown desde 2000 a 2003 (es nada menos que el séptimo goleador histórico, el quinto en rebotes y el sexto en bloqueos), el pivot recaló en la NBA para ser elegido por New York Knicks en novena ronda del draft, franquicia a la que defendió en 2003, 2004 y 2005. Posteriormente pasó a Chicago Bulls, donde jugó en 2005, 2006 y 2007.

Tras un tiempo inactivo, retornó a la actividad en 2009 para jugar por Shaanxi Kylins de China. Durante 2010 fichó para Eric BayHawks de la D-League estadounidense, Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico y Biguá de Villa Biarritz.


MI OPINIÓN .
SEA CUAL SEA EL RESULTADO FINAL SIN DUDAS QUE HABRÁ UN ANTES Y UN DESPUÉS DE LA LLEGADA DE SWEETNEY .HONESTAMENTE LO UBICO EN EL PELDAÑO DE GRANDES JUGADORES QUE ENGALANARON NUESTRAS CANCHAS ; BILLY RAY BATES ex NBA que jugó en Cordón allá por el lejano 1991 .. ANTONHY RICE ex Atenas , ROBBY COLLUM el tirador formidable que tuvo su pasaje por Def.Sporting , RUBEN -EL COLO -WOLKOWISKY el argentino campeón con Biguá en el año 2008-09 nada menos que un campeón olimpico con la selección de su país , ni hablar de su compatriota Paolo Quinteros los propios hinchas del rojo de pocitos dicen que hubo un antes y un después en el club de la llegada del entrerriano . Podía seguir nombrando una enorme cantidad de extranjeros que pasaron por nuestro país los de la primera etapa en los 80 ..Granger , Bacon , Roots , Malcolm , Medrick , Swansson , Mc Call ...entre muchos que injustamente no los nombro pero que sin duda le dieron un salto de la calidad a nuestra competencia interna y hasta en algunos casos defendieron la camiseta de la selección nacional ( Mc Call , Granger , Medrick , Owens ,ahora Newsome )
Cordiales saludos .

No hay comentarios:

Publicar un comentario