Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

lunes, 15 de noviembre de 2010

JOSE LUIS PINTOS SALDANHA UN PERSONAJE


Este artiguense , ex futbolista(lateral por ambas bandas) nacido en el año 1964 fue más que un correcto jugador de fútbol , todo un personaje.
Debutó en la primera del club albo en el año 1982 con sólo 17 años en un equipo de "emergencia " .Recién en el año 1985 tomó continuidad en el primer equipo tricolor conquistando varios campeonatos locales e internacionales de los cuales ya nos hemos referido , todos los conquistados por Nacional a fines de los 80 comienzos de los 90 .
También integró la Selección Uruguaya Campeona de la Copa América 1987 en Argentina y en todo el proceso mundialista hasta desembocar en el máximo evento celebrado en Italia en el año 1990 , jugando "el chango" su único partido contra Italia el último capítulo celeste en ese campeonato al perder 0 -2 contra el local Italia .
Posteriormente su carrera deportiva comenzó a declinar ..Progreso , Frontera de Rivera , su vida en lo económico también toco fondo .Tanto fue así que un connotado ex dirigente de Nacional que presidió un importante ente autónomo uruguayo lo contrato para tareas de poca relevancia dada su poca cultura .
Lo último que sabemos de Pintos Saldanha es que emigro a Estados Unidos en el año 2000 gracias a unos amigos que le abrieron las puertas para trabajar a este simpático ser humano que ni más ni menos esta en el grupo selecto de los jugadores que han conquistado la gloria deportiva pero no han podido consolidar su vida propia después del fútbol.

Anécdotas
En un reportaje que le hicieron despues de un partido, que el Chango habia pedido el cambio por un desgarro en el aductor, ante la pregunta "¿Porque pediste el cambio Chango?" a lo que sencillamente respondio "Sentí un pinchazo en un huevo, y prefiero no arriesgar"....

“El Chango” es más conocido por sus anécdotas en el fútbol que por su carrera internacional. Una de las más notables se dio ahí en Wembley en 1990, en ocasión de un amistoso con la selección inglesa, preparatorio para el mundial de Italia.
Cuando Uruguay fue a reconocer el campo, Pintos Saldanha no paraba de repetir una y otra vez: “qué lo parió… parece una alfombra esto… es notable.. yo no me puedo quedar sin jugar en esta cancha”. El día del partido lamentablemente Pintos comió banco, pero esto no calmó su ansiedad por dejar sus tapones estampados en esa alfombra, y así fue que en una jugada en la que el lateral derecho José Herrera fue a sacar un outball cerca del banco de suplentes celeste, al preguntar cuanto faltaba, el técnico Tabarez no lo escuchó ya que estaba dándole instrucciones a otro jugador. Al percatarse el entrenador de que el jugador le había hablado y no lo había escuchado, le pregunto al “el Chango”: “¿que dijo?”, a lo que el jugador respondió: “pidió el cambio…dice que está cansado..”, cuando el técnico se disponía a hacer el cambio y Saldanha pensaba que su sueño se iba a concretar, le avisaron a Tabarez que era una broma del jugador. Cerca estuvo de poder concretar su sueño.

No sabés lo que me pasó. Un día estaba arriba de una escalera pintando, me dormí y cuando me desperté estaba en el hospital todo enyesado”. La historia pinta de cuerpo y alma a José Luis Pintos Saldaña, un personaje del fútbol –y uno de los jugadores más queridos por la hinchada de Nacional– que desde hace unos años se gana la vida en Estados Unidos como ya les comenté.

“Me vine en el año 2000. Resulta que de un matrimonio tuve un hijo que empezó a pedir que me fuera y me vine con la madre. Y acá la peleo, no queda otra”.

El Chango empezó a trabajar como pintor. “En Florida conocí a unos jordanos que tenían una empresa aquí, y cuando me vine me pusieron de encargado, pero como había poco trabajo cambié”.

Antes del cambio se produjo un accidente que lo tuvo como protagonista. “Me caía de una escalera desde 10 metros, ocho pies como le dicen acá. Me desperté en el hospital con fracturas de costillas. Y hace poco tuve un accidente de tránsito y estuve dos semanas quebrado”.

Pese a las vueltas de la vida el Chango no cambió su singular modo de ver la vida y cuenta: “Pensar que Masnik me decía que pintaba lindo... ¡terrible pintor salí!”.

En una oportunidad en Nacional pagaron con cheque y quedaban escasos minutos para que cerrara el banco. El Chango iba en su vehículo con Héctor Morán. “Me acordé que tenía una sirena en el auto y entonces le dije al Héctor: ‘tirate ahí atrás y hacete el desmayado que nos abren el paso y llegamos en hora a cobrar el cheque´. Antes de las cinco de la tarde estábamos en el banco”.
Sin palabras ...
Si algún lector desea aportar algo más sobre el popular "chango" estamos abiertos a recibir sus comentarios .

3 comentarios:

  1. Hola, Flavio. Quería comunicarme con vos porque me interesó la historia de José Luis Pintos. Estoy estudiando Comunicación y me gustaría contactarlo para la tesis. Gracias!

    victoria.fraschini@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. El chango Pintos Saldanha, gran jugador y mejor persona, una tarde en Sisley lo reconocimos y lo invitamos a matear, dijo muchachos con este calor ni loco tomo un mate, inviten y acepto pero una pilsen bien helada jajaja y se quedo charlando de futbol con nosotros, fenómeno, tipo sencillo sin igual.

    judkaovejero@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. El chango Pintos Saldanha, gran jugador y mejor persona, una tarde en Sisley lo reconocimos y lo invitamos a matear, dijo muchachos con este calor ni loco tomo un mate, inviten y acepto pero una pilsen bien helada jajaja y se quedo charlando de futbol con nosotros, fenómeno, tipo sencillo sin igual.

    judkaovejero@gmail.com

    ResponderEliminar