Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

jueves, 2 de diciembre de 2010

TE ACORDAS DE JORGE "COLORADO " BARBADORA.


El mismo día en que el Club Malvín cumplía sus primeros diez años, nacía en la ciudad de Tacuarembó Jorge Barbadora.

Por supuesto que en ese momento sus padres no podían imaginar que años más tarde, su hijo se transformaría en ídolo de un equipo de básquetbol en Montevideo.

Por razones laborales de su padre, su familia se radicó en la capital. En 1963 llegó al Club y comenzó a jugar en Menores bajo la dirección técnica de Wilfredo Cebreiro, el año siguiente jugó en Juveniles y ya con 16 años debutó en Primera División en el campeonato de 1965.

A partir de ese momento y hasta el año 1979 defendió ininterrumpidamente y en forma amateur al Club luciendo la camiseta número 13.

Durante toda su carrera en Malvín fue uno de los jugadores más queridos e idolatrados por la hinchada debido a su carismática figura.

Era un jugador de gran potencia física, potencia que hacía sentir a sus rivales. Era un luchador incansable debajo del tablero y un gran rebotero.

Pero su entrega y el fervor con el que jugaba cada partido, no le impedía demostrar sus grandes condiciones técnicas. Era un gran tirador de cuarta distancia y en muchas ocasiones se destacaba como goleador del equipo.

Al debutar en Primera División compartió el plantel con grandes jugadores históricos del club: Poconé Fossa, Alfredo Venditto y Nelson Iglesia.

Barbadora jugó en la época en que se jugaba por la camiseta y los jugadores permanecían muchos años en la misma institución. Esto permitía tener los mismos compañeros por varias temporadas, lo que fortalecía el compañerismo y el buen juego del equipo. Por esta causa fue que compartió el plantel playero junto a Nelson Iglesia, Jorge González y Alfredo Santellán, entre otros, durante más de diez años.

Sufrió el cambio del amateurismo al profesionalismo, cuando a fines de los `70 comenzaron a llegar los jugadores extranjeros. Recordamos que la primera dupla que llegó al país fueron en 1979 Félix Yeoman un ala pivot goleador y el gigante Thomas Scates de 2,13 siempre hablando del equipo playero.

Y así fue que en 1979 jugó su última temporada con Malvín.

Luego de tres años de jugar en el Club Punta del Este de la ciudad de Maldonado, volvió para jugar en Unión Atlética dos temporadas, culminando así su carrera en el año 1983 en el tradicional rival de barrio , pero nunca perdió su identificación con el azul de la playa que lo tiene como ídolo en los 70 .

En aquella época la rivalidad entre los dos equipos del barrio, era una rivalidad sana e hinchas de uno y otro convivían sin problemas y no existían los problemas de hoy en día.

Con la camiseta de Malvín obtuvo el título de campeón del Torneo Primavera en 1970 y el vice-campeonato en el Federal de 1971.

El momento más duro de su carrera fue, tal vez, cuando a los 26 años sufrió una dolorosa rotura del tendón de Aquiles luego de jugar varios partidos infiltrado. Esto lo obligó a estar fuera de las canchas durante un año.

Tras abandonar la práctica del básquetbol, siguió vinculado al Club ya que estuvo al frente de la cantina por doce años y formó parte de la organización del carnaval.

Desde hace ya, algunos años, se encuentra radicado en la ciudad de Chuy donde se dedica a la venta de antigüedades. Allí fue integrado, hace algún tiempo, al programa KO a las drogas de Presidencia de la República donde enseña básquetbol a niños carenciados en la plaza de deportes de esa ciudad.

Estos chicos que van desde los seis hasta los quince años, viven realidades complejas y la idea es sacarlos de las calles e inculcarles la educación que brinda el deporte. El “Colorado” cumple esta tarea que le permite estar en contacto con el básquetbol, entremezclando del dolor de vivir esa realidad y la satisfacción que le brinda la tarea que realiza.

Si bien en Malvín nunca cobró por jugar, su dedicación, y la de sus compañeros, fue reconocida por el club con algunos viajes: a Bariloche, Río de Janeiro y Chile.

La figura del “Colorado” Barbadora es el ejemplo de una generación que jugaba por la camiseta y amor al club. Su potencia física, su entrega y su capacidad técnica es recordada por todos quienes lo vimos jugar , aunque en mi caso personal lo vi muy poco ya en su recta final , sus últimos años en Malvin y en Unión Atlética cuando el azulgrana incursionaba por la vieja segunda de ascenso..RECONOCIMIENTO AL “COLORADO” BARBADORA

En este caso el periodista Julio Dornell nos hace una evocación del propio jugador "El color" como le decíamos cuando estaba al frente de la vieja cantina del club Malvin , de adolescentes íbamos a jugar al pool , porque no a tomar alguna cervecita y escuchar a los mayores , deleitarnos con sus anécdotas .... que tiempos tan lindos , esas mesas de boliche sanas muy distintas a las de ahora ...!!!!!!!


DORNELL NOS HABLA DEL BASQUET DE ANTES Y DENTRO DE ESE CONTEXTO ENTRA NUESTRO RECORDADO EX BASQUETBOLISTA

Aquí el material.

El básquetbol de antes “era más lento y con un tanteador inferior, pero no debemos olvidar que no existían los triples” señaló el hombre de las tierras de Gardel, Barbadora, quien debutó en primera a los 16 en su querido Malvín de Montevideo. Hoy reside en Chuy, hasta donde se trasladó el club de sus amores para rendirle justo homenaje por su trayectoria en la Institución basquetbolista.

El básquetbol se juega, pero también se siente y se analiza de diversas maneras. Todo depende del temperamento crítico de cada uno y el lugar que haya ocupado dentro o fuera del rectángulo. Dicen que el básquetbol de “AYER” era mejor o quizás más agradable a los ojos del espectador. Muchos coinciden en que fue más plástico, menos profesional y quizás más bohemio. Para muchos todo tiempo pasado fue mejor y esto sirve también para el fútbol señalando que ahora se buscan los resultados, se marca a presión y las canchas son “más chicas” aunque midan lo mismo. Los jugadores de ambos deportes se movían mas despacio, había tiempo para pensar, ahora se debe pensar antes de recibir la pelota. Los entrenamientos son distintos y esa nueva mecanización facilita también el triunfo de los menos dotados, de los que no necesitan mayores espacios porque no tienen nada para mostrar. Por ese motivo cuando uno de los grandes del básquetbol uruguayo como lo es el Club Malvín llega hasta nuestra ciudad para reconocer la trayectoria de uno de los jugadores que hicieron historia dentro de la institución debemos señalarlo como corresponde. Hace algunos meses el Club Malvín de Montevideo festejó sus 70 años de existencia reuniendo en la sede a la familia playera y los mayores exponentes del básquetbol uruguayo de aquellos años. En esa oportunidad se hizo el lanzamiento del libro SUEÑO DE VERANO, ILUSIÓN ETERNA donde se registra la historia de la institución a partir del año 1938. En el mismo se recuerda la trayectoria de Jorge Barbadora, como una de las grandes figuras de la década del 70, quien reforzó en varias giras a Capurro, Peñarol, Waston, Tabaré, Atenas y Welcome, integrando además la selección uruguaya en varias oportunidades. Para Barbadora el básquetbol de antes “era más lento y con un tanteador inferior, pero no debemos olvidar que no existían los triples. Uno de los mejores jugadores de todos los tiempos fue Oscar Moglia y si tuviéramos que elegir uno de Malvín nos quedaríamos con Nelson Iglesia entre varios. Cuando promediaba el siglo pasado Montevideo se ufanaba de ser la meca del básquetbol sudamericano con más de 50 instituciones que lo practicaban”. Hace algunos meses Malvín festejó sus 70 años de existencia y se “vino hasta Chuy” para homenajear con una plaqueta conmemorativa al “Colorado” Jorge Barbadora por su trayectoria dentro de la institución playera. Uno de los encargados de prologar el libro SUEÑO DE VERANO, ILUSION ETERNA fue el Dr. Gonzalo Fernández, quien deja traslucir en una avalancha de recuerdos con perfiles propios la figura del “Colorado”. “Cuando el año pasado Malvín logró su primer campeonato y Marcelo Pérez (a quien vi nacer, casa por medio en la querida calle Michigan) con bravura de capitán gritaba los dobles, cuando de pronto la sede se llenó de hinchas y de vecinos de todos los tiempos y de todas las puertas, sentí en carne viva que el Club era el barrio y que el barrio entero se hallaba en el club y que sin mayúscula, con obstinada humildad, todos juntos habíamos conquistado un sueño. Por razones personales, el “Colorado” Barbadora me regaló tiempo atrás su camiseta Nº 13, tan distinta a la actual, pero con la querida gaviota bordada en un ángulo, que él vistió en sus años de jugador”. No dudamos que entre las grandes figuras del Malvín de todos los tiempos quedará en el recuerdo de su hinchada los nombres de Alfredo Venditto, Jorge Barbadora, Sergio Somma, Marcelo Capalbo, Nelson Iglesias y Jorge Gonzáles entre muchos otros. Cabe señalar finalmente que el “Colorado” Barbadora nació en Tacuarembó el 28 de enero de 1948 comenzando su carrera en los menores de Malvín debutando en primera con 16 años. En la actualidad vive en Chuy donde recibió emocionado el reconocimiento de la institución que defendió hasta 1979.

Julio Dornell -fuente Diario del Este.

1 comentario: