Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

martes, 8 de febrero de 2011

ROBERT KUBICA PILOTO POLAC0 DE LA F1 , CATÓLICO SUBLIME SUFRE ACCIDENTE CASUALMENTE CHOCANDO CONTRA UNA IGLESIA DE ESA RELIGIÓN




















No mucha gente sabe que Robert Kubica, el piloto de Fórmula 1 que se accidentó el domingo en un rallye en Italia, consiguió su pasaporte al Olimpo del automovilismo integrado en el seno de un equipo español. El polaco fue fichado en 2005 por el catalán Joan Villadeprat, antiguo jefe de mecánicos de Prost y Schumacher, para pilotar uno de los coches de Epsilon-Euskadi en las World Series, una de las antesalas de la F-1. Kubica no desaprovechó la ocasión y se hizo con el título tras dominar el campeonato con mano de hierro. El piloto, que el domingo sufrió un accidente de rally y se lesionó gravemente la mano derecha, fue despertado brevemente este lunes y pudo mover los dedos «lo que es alentador», dijo su escudería, en un comunicado. El piloto «fue despertado brevemente por los médicos del hospital Santa Corona de Pietra Lígure y fue capaz de hablar con sus allegados». El piloto polaco aterrizó hace seis años en el equipo Epsilon-Euskadi, que por entonces tenía su sede en la localidad guipuzcoana de Azkoitia. Villadeprat le consiguió un alojamiento en Urrestilla, un barrio que forma parte de lo que se conoce como la Guipúzcoa profunda, un territorio eminentemente rural en el que el euskera es la lengua dominante. Nacido en la muy católica y conservadora Cracovia, la ciudad de Juan Pablo II, Kubica se adaptó enseguida al nuevo entorno e incluso hizo sus pinitos con la lengua vasca. «Estaba como pez en el agua y decía que había muchas cosas que le recordaban a su país natal». Los vecinos de la zona todavía le recuerdan haciendo 'footing' a todas horas y machacándose por los senderos a lomos de una bicicleta de montaña, actividad que es junto a los rallyes una de sus principales pasiones.
Un 'cremat'
A Kubica, desde luego, no hay quien le discuta su condición de piloto vocacional. Mientras el resto de sus compañeros ponen tierra de por medio en cuanto se bajan de un monoplaza refugiándose en playas paradisiacas o fiestas exclusivas, el polaco apenas tiene tiempo de cambiar un mono por otro para irse a entrenar el tramo de algún rallye de segunda categoría. Incluso hay quien dice que el principal problema de Kubica para triunfar en la F-1 es precisamente su distanciamiento de las actividades que hacen que lo rosa gane cada día más terreno sobre lo deportivo.
Es el único piloto del 'circo' que no tiene reparos en declararse abiertamente católico y que lleva en el casco el nombre de su compatriota más ilustre, Juan Pablo II. En Polonia, donde es un ídolo, se llegó a publicar que iba a ser llamado por el Vaticano a declarar en la causa por la beatificación del anterior Papa. La justificación: que sólo la mano divina movida por mediación del expontífice explicaría su 'milagrosa' salvación tras el sobrecogedor accidente que sufrió contra un muro en 2007, en Canadá. Ironías del destino, el único católico de toda la parrilla ha ido a estrellarse ahora precisamente contra una iglesia.SIN DUDA QUE LA FÉ EN DIOS LO HARÁ SALIR ADELANTE , NO TENGAN DUDAS QUE EL SEÑOR TODO PODEROSO MUCHAS VECES TE PONE ESTOS OBSTACULOS PERO TE CALIBRA LA FORTALEZA A PLENO , POR ENCIMA DEL PÉSIMO MOMENTO QUE TE PUEDE ESTAR TOCANDO PASAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario