Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

miércoles, 28 de septiembre de 2011

EL FÚTBOL CORRENTINO TUVO A MANDIYÚ EN LOS 80-90 Y HURACAN COMO PALADINES DE UNA PROVINCIA.


A PESAR QUE HOY EN DÍA EN LA RENOVADA B NACIONAL DEL ASCENSO ARGENTINO CUENTA CON BOCA UNIDOS DE ESA PROVINCIA .
HAY TODA UNA HISTORIA A RECORDAR...

UN CAMPEON INOLVIDABLE. Deportivo Mandiyú, dirigido por Juan Manuel Guerra, se consagró en la temporada 87/88. Arriba: Pablo Quiroga, Daniel Rodríguez, Pedro Barrios, Domingo Cáceres, Oscar Manis y Daniel Martínez. Abajo: Alfredo Urbina, José Horacio Basualdo, Sergio Daniel Oddine, Adolfino Cañete y Horacio Attadía.
La creación del torneo de Primera Nacional B (hoy B Nacional) en 1986 les permitió a los equipos correntinos tener un sitio de protagonismo en el fútbol nacional. Hasta ese momento, en los viejos Nacionales que se disputaron desde 1967 hasta 1985, sólo habían participado Huracán, en el Promocional de 1968, y Deportivo Mandiyú, en el Nacional de 1974. El mismo Mandiyú fue el conjunto que ganó la plaza para jugaren la primera edición del Nacional B. Tras ubicarse en la séptima posición en la temporada 86/87, fue campeón al año siguiente y luego jugó en Primera hasta 1995. Pero el club se fundió y no pudo continuar en el ascenso. Su lugar lo ocupó Huracán Corrientes, que en esa misma temporada 95/6 se consagró campeón del torneo. Tras una temporada en Primera, también empezó la debacle del Huracán correntino.

Quince años después, la actualidad de estos dos equipos está a años luz de los tiempos de gloria. Textil Mandiyú (el nombre actual del viejo Deportivo) está jugando el Argentino B, pero tras nueve fechas marcha último en la Zona D (2 triunfos, un empate y 6 derrotas) que lidera Chaco For Ever. Con esta campaña, está más cerca de volver a la liga Correntina que de aspirar al ascenso del Argentino B al A. Por su parte, Huracán Corrientes disputó el Torneo del Interior y quedó eliminado en la primera fase, tras jugar seis partidos, ganar apenas uno y perder cinco. Los otros representantes de la provincia en el torneo más federal del país fueron Sportivo Ferroviario (llegó hasta la 3ra ronda), Deportivo Taraguí, Huracán de Goya, Deportivo Madariaga, Atlético Villa Raquel y San Lorenzo. Todos quedaron eliminados. En tanto, Boca Unidos logró el ascenso a la B Nacional en la temporada pasada y actualmente ocupa el 13° puesto con 18 puntos (ganó 4, empató 6 y perdió 4) y esta tarde visita a Platense (17 horas).

Dos temporadas jugó Deportivo Mandiyú en la B Nacional. Fueron 86 partidos, con 39 triunfos, 28 empates, 19 derrotas, 117 goles a favor y 67 en contra. Uno de los grandes aciertos de la dirigencia de entonces fue la contratación de un técnico con mucha experiencia en los torneos de ascenso como Juan Manuel Guerra. El Viejo armó un equipo compacto y ofensivo, con una fuerte presencia de uruguayos y paraguayos. En la primera temporada se destacaron Domingo Cáceres Olivera, Walter Altamirano, Daniel Martínez Tapi, Raúl Correa, Julio César Ribas, Oscar Manis, Aníbal Marrero, Pablo Quiroga, Sergio Daniel Oddine Martínez (hizo 34 goles en las dos temporadas), Luis Alberto Sosa, Víctor Púa Sosa, José Edmundo Villarreal y Luis Alberto Ramos. En el plantel también estuvieron pero jugaron pocos partidos el Ruso Ricardo Zielinski (6 partidos), quien logró el ascenso con Chacarita la temporada pasada y el arquero uruguayo Jorge Fossati (3 partidos), actual técnico de Liga Universitaria de Quito. Para el torneo siguiente se incorporaron José Horacio Basualdo (de Villa Dálmine), Daniel Coquito Rodríguez Lima, Horacio Attadía, Pedro Daniel Barrios y Adolfino Cañete. Calidad, sacrificio, experiencia y juventud fue la clave del éxito. Mandiyú fue campeón con 58 puntos, cuatro más que Quilmes. De despidió de la categoría con un invicto de 13 partidos y una goleada para la historia: 7-0 a Deportivo Maipú de Mendoza, con un gol de arco a arco del aquero Roberto Medrán (su hijo Ezequiel ascendió con Rafaela en 2002/03 y es el único caso de padre e hijo que ascendieron a Primera División en la historia del torneo). Fue el 2 de abril de 1988 en la cancha de Huracán Corrientes. Mandiyú ganaba 1 a 0 y Medrán, a los 6 minutos del segundo tiempo, hizo un rechazo y el envío, ayudado por el viento, se le coló a Murcia. Ahí se le abrió el partido al equipo correntino que terminó goleando 7 a 0.

Después Mandiyú jugó siete temporadas en Primera División y tres veces estuvo cerca de jugar llegar a la Copa Libertadores a través de la Liguilla. A comienzos de la década del 90 llegó la privatización de la mano de Roberto Cruz, un dirigente político vinculado al menemismo. Cruz compró el club en dos millones de dólares. Prometió el oro y el moro e incluso llegó Diego Maradona, en dupla con Carlos Fren, como director técnico. Pero en 1995 el club quebró y todo se desvaneció. Recién en 1998, un grupo de los viejos hinchas de Mandiyú fundaron el Club Deportivo Textil y en 2002 le agregaron Mandiyú, como tributo al viejo club de los días felices.
Mandiyú jugó siempre en la cancha de Huracán Corrientes. Este club se terminó de organizaron en 1986 cuando se fusionaron el Club Atlético Huracán (fundado en 1918 y que participó en el Promocional 68) y el Club Atlético Corrientes. Fue decisiva la muñeca política del senador correntino José Antonio Romero Feris para no dejar a Corrientes sin representante en la B Nacional tras la caída de Mandiyú. Adrián Alvarez, Julio César Marinelli, Carlos González, Roberto Oste, Claudio Mele, Diego Capria, Oscar Alsina, Cosme Zaccanti, Marcelino Galoppo y Sergio Umpiérrez formaron parte de la base titular de aquel equipo dirigido por Humberto Zuccarelli, que ganó el Apertura 95. En la tercera fecha sufrió una dura goleada ante Gimnasia y Tiro (5-0) pero después se repuso y se mantuvo durante 16 fechas sin perder, hilvanando cuatro victorias seguidas clave: 3-2 a Chacarita, 4-0 a Almirante Brown, Atlanta 4-2 y At. Tucumán 1-0.. Para el Clausura fue fundamental la incorporación del uruguayo Josemir Lujambio, autor de tres de los cuatro goles en la final de vuelta ante Talleres (ganador del Clausura) en el Olímpico de Córdoba (en Corrientes igualaron 2-2 y en Córdoba venció Huracán 4-1). También llegaron Dante Fernández, Gonzalo Gaitán y Jorge Merlo. Como le sucede a la mayoría de los equipos recién ascendidos, Huracán no se pudo acomodar a la nueva categoría y enseguida descendió tras ocupar el penúltimo lugar en la tabla de promedios. Apenas dos temporadas más se pudo sostener en la B Nacional y entonces descendió al Argentino A, categoría que dejó en 2002. Desde entonces navega entre la cuarta y la quinta categorías del fútbol del Interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario