Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

viernes, 22 de julio de 2011

Fernando Apolinario y Oscar Washington Tabárez recuerdan la heroica clasificación del primer equipo chico a la Copa Libertadores Wanderers 1974.















A la izquierda la conocida imagen del exitoso entrenador de la selección uruguaya el maestro Oscar Tabárez a su derecha una foto de archivo del ex arquero Fernando Apolinario radicado en Perú hace más de 30años .







Fernando Apolinario está igual que hace 35 años atrás cuando era uno de los mejores goleros del fútbol uruguayo( aunque las chapas se le han volado de su cabeza). El ex golero de Sudámerica , Wanderers y Danubio dijo de su presente

"Tengo una empresa de camiones -nos reveló Apolinario-y estamos trabajando para una empresa brasileña que está construyendo la ruta en el límite de Perú con Bolivia, a muchos quilómetros de Lima. Estoy radicado en Ica, en el interior del Perú a 300 km. de la capital, pero siempre estoy en contacto con Lima. Ahora viene para apoyar a Uruguay y reencontrarme con viejos amigos".

Uno de ellos, justamente, es Oscar Washington Tabárez, con quien Apolinario integró lo que antes, en el tiempo lindo del periodismo florido, se llamaba "triángulo final". Vestían la camiseta albinegra de Wanderers y convergieron en un equipo que hizo historia, que rompió los moldes en el profesionalismo de nuestro país y que logró, antes que Defensor en 1976, romper la supremacía de Nacional y Peñarol en la Copa Libertadores de América.Justamente, ahora que escribimos las líneas precedentes, no comprendemos el motivo por el cual Defensor se ha apropiado de su hazaña de 1976 como primigenia en la historia del fútbol uruguayo. En realidad, el primer club que derribó la supremacía de los grandes y les hizo morder el polvo del fracaso, fue Wanderers en enero de 1974 logrando por primera vez en la historia de la Copa Libertadores, desplazar a uno de los grandes (en este caso a Nacional) que desde 1966 estaban abonados a la clasificación para el torneo continental. Lo único que se nos ocurre, para sustentar esta tergiversación de la verdad histórica, es un mejor manejo del marketing publicitario que ha realizado Defensor a través de sus Directivas. Los violetas no dejan de festejar, cada año, la conquista del título de Campeones Uruguayos. Los dirigentes de Punta Carretas han alentado y estimulado la publicación de libros sobre esa conquista. En cambio Wanderers ha omitido, hasta ahora, realizar la debida promoción del gran acontecimiento que concretó en 1974. ¿No será hora de que los actuales dirigentes de Wanderers, que están preocupados por brindar al club un nuevo enfoque de su actividad, comiencen a poner las cosas en su lugar, reclamando para sí el privilegio que les corresponde de ser el primer club que desplazó a un grande de la Copa Libertadores? Ojalá que así sea y que se aliente desde la Directiva la publicación de un libro sobre aquella conquista.Todo ocurrió en la temporada futbolística de 1974. A comienzos de ella, en enero y febrero, por iniciativa de Washington Cataldi, la Junta Dirigente aprobó que, culminado el Campeonato Uruguayo, los seis primeros clasificados iban a disputar una Liguilla para definir los dos clasificados para la Copa Libertadores. Los seis equipos arrancaron de cero punto y Wanderers lo hizo con tal mala fortuna que perdió los dos primeros partidos (uno de ellos ante Peñarol). Pareció que quedaban eliminados de arranque, pero en un partido ante Cerro, disputado en Belvedere, de tarde y con un calor tremendo, marcó el primer triunfo 5:3 (creemos que ese fue el tanteador porque estamos escribiendo de memoria). Así los bohemios llegaron al último partido ante Nacional con la esperanza de que un triunfo le daba la clasificación a la Libertadores junto a Peñarol ya proclamado Campeón de la Liguilla, después de ganar el clásico ante los albos. Pero… en aquel tiempo que un chico le ganara a un grande resultaba una verdadera hazaña.-"Yo fui el capitán esa noche -recuerda Tábarez junto a Apolinario--, porque Luis Benítez que era el capitán habitual, quedó de suplente. Jugaba Apolinario en el arco, yo y Luzardo en la zaga. Burgos, Martirena y Aníbal Alvez que entró como titular por Benítez, aunque luego fue sustituido por él durante el partido. Adelante jugó Richard Forlán como puntero derecho, de entreala no me acuerdo si fue Sierra o Vasconcellos, aunque también estaba Tizón, Héctor de los Santos de 9, con Mulethaler de 10 y Wáshington Olivera de puntero izquierdo".

-"La hazaña fue mayor -rememora Apolinario--, porque en el arranque del segundo tiempo nosotros erramos un penal. Lo pateó ‘El trapo’ Olivera y se lo atajó Garate. Fijate que entonces, marrar un penal ante un grande te liquidaba. El gol de Nacional me lo hizo Abad, empatamos y… ¡en el último minuto, ya con la hora pasada, en un corner el mismo ‘Trapo’ Olivera hace el gol de la victoria y logramos el segundo puesto que nos clasificó a la Copa Libertadores. Fue una locura…".

Fuentes de consulta,tenfield digital y archivo personal

No hay comentarios:

Publicar un comentario