Amazon MP3 Clips

Fish

Loading...

Daily Calendar

lunes, 16 de agosto de 2010

EL TATO LÓPEZ - todo dicho











El reconocimiento al jugador número uno sin discusiones en las últimas décadas de nuestro baloncesto, siendo para muchos el más completo de todos los tiempos. Horacio “Tato” López, cuestionado por su rebeldía, pero indiscutido dentro del rectángulo, supo escribir historia de nuestro basquetbol. Su vida, sus proyectos y el lanzamiento de su nuevo diario de viajes “Almas de Vagar”. Un verdadero icono y leyenda de este deporte.

EL HOGAR Y el ESTUDIO

Nací un 22 enero de 1961, en capital, en la zona de la Blanqueada, frente al Liceo Dámaso Larrañaga, una zona que disfruté en una etapa muy linda de mi crecimiento, hasta los 23 años. Fue mi barrio donde inicié mis estudios, participando con amigos de jugar al fútbol y otros deportes. Desde niño viví una intensa vida familiar. Los abuelos maternos, domiciliados a dos cuadras, hacia que fuese a merendar a diario con ellos. A los seis años, falleció el abuelo paterno Horacio, quedándome con la abuela Carmen, para hacerle compañía. Ello me permitía estar muy cerca de un ser que marcó mi vida en cuanto al amor, los sentimientos y las buenas costumbres. Siempre aparecía, sin que la vieran, con sus mimos tras los retos de los viejos. Ella me dejó lo mejor de mí.

Culminé el bachillerato con mucho esfuerzo, debido a mi actividad en el basquetbol que no me permitía concurrir con normalidad a clases. Durante tiempo di exámenes libres. La última materia que me quedó pendiente, la cursé al final de mi trayectoria con 35 años. Los mayores en casa, siempre me hicieron saber, lo importante del estudio y de la cultura en general. Ya de adolescente, me propuse sacar buenas notas en el liceo para no tener que rendir materia a fin de año y poder pasar el verano jugando al básquet. La cultura, fue una semilla que inculcó mi abuelo. Hoy continuo, con el aprendizaje, realizando un curso de taller de expresión escrita.

ANÉCDOTA DEL ABUELO Con 11 años, una de las tantas tardes que regreso del colegio, en búsqueda de la habitual merienda, apurado con el fin de ir luego a entrenar, me recibió el Abuelo Rodolfo, (catedrático de la Facultad de Química, bibliotecario, pedagogo, director de liceo, amante de los libros), para tener una charla que hasta el día de hoy recuerdo: ¡Me contaron que andas bien en el deporte, este fin de semana te voy a ver jugar¡, (todo un acontecimiento, hasta me atraganté), ¡ Pero no te olvides del estudio. Su aprendizaje no es una carrera de cien metros. Es una maratón que dura toda la vida. No es exclusivo de ninguna edad, manteniéndote joven con su enseñanza! Ese mensaje se metió en mi vida para siempre.

LOS DEPORTES, BOHEMIOS y el BÁSQUET

Fue a través de mi primo Daniel, que llegué al club, con diez anos. El hacia mucho tiempo que era socio, hasta que un día me dijo: ¡venite conmigo, te va a encantar! Hasta entonces, me gustaba jugar al ping pong, al fútbol, ir a ver a Peñarol y sobre todo a Maroñas, donde mi padre realizaba tareas de periodismo.

Mi abuelo fue jefe de página, de “La Biblia Burrera de El Diario”, involucrándose luego mi papá desde los 16 años en esta actividad. Inclusive, por lo anterior, pensé en ser jockey, pero por la altura, no me lo permitieron. Si pude jugar al baby fútbol, en el puesto de golero siendo campeón con Ceibo Aguada en la liga Monseñor Isasa, hasta que con un crecimiento precoz, tuve que abandonar ya que en esa época era un factor determinante y excluyente.

REFLEXIÓN Determinaciones de mis padres me hicieron ver la riqueza que existe en tomar uno mismo sus decisiones, en forjarse su propio destino. A raíz de las mismas, surgieron diversas etiquetas que me pusieron, siendo imágenes creadas, como castigo a ellas, que nada tenían que ver con mi vida real.

Con nueve años integraba el equipo de los de doce, hasta que llegue al límite permitido. Al llegar a Bohemios, se organizo un plantel para representarlo, compitiendo en forma federada en pin pong. Me entusiasmé, participando de las prácticas, estando al poco tiempo compitiendo contra otros clubes a nivel nacional los torneos que se organizaban en mi categoría. El primer año fui tercero. Siendo, al siguiente, ganador de todos los torneos de mi categoría sin perder un solo partido.


1977 – REVELACIÓN Deportiva del Año.

1981 – CAMPEÓN FEDERAL, RESERVA, LIGUILLA invicta Mejor jugador del torneo 31.7 ptos y 9.4 rebotes por partido

1982 – VICECAMPEON FEDERAL Mejor jugador del torneo 32.3 ptos y 9.1 rebotes por partido.

1983 -CAMPEON FEDERAL. Mejor jugador del torneo 33.2 ptos y 12.6 rebotes por partido

1984-CAMPEON FEDERAL, INVIERNO Y LIGUILLA Integrante del equipo ideal del torneo


CHARRUA DE ORO, deportista del año designado por el Comité Olímpico y Asociación de Periodistas Deportivos.

1987- CAMPEÓN FEDERAL, APERTURA, LIGUILLA. Goleador y Mejor jugador

Al ser elegido para el preseleccionado nacional de ping pong que jugaría el mundial con 12 años, mis padres vieron peligrar mis estudios, no permitiéndome participar del mismo. Nunca más jugué un certamen de ese deporte.

Así fue como me encaminé al basquetbol de la mano del profesor Horacio Gava, (entrenador de mini), quien fue determinante para que le tomara el gusto a esta actividad. Era el mejor de todos, por lejos en su categoría. Al iniciarme, poco sabía de este deporte.

A los 14 años con la asunción a la primera división de Rubén Bulla, me invitó a practicar con el plantel principal, siendo jugador de juveniles. Su palabra era sagrada, con mucha disciplina, actitud de trabajo y riqueza técnica. Fue quien me marcó la cancha en la vida deportiva.

Bohemios selló mi vida, fue donde desarrollé mis comienzos como jugador de baloncesto.

A mi regreso de Quincy, se estaba comprometido con el descenso, teniendo una linda experiencia de ese momento. Los festejos del primer federal, después de veinte años sin salir campeón fueron interminables..

En ese periodo contamos con Larry Petty un extranjero que hacia diferencia para nosotros.

Tras el retorno por segunda vez de EE UU, poseía todos los fundamentos bien aprendidos, llegué siendo un jugador completo. El juego desconocía secretos para mí: dribling, tiro, penetración, defensa, ambas manos, lectura de juego, manejo de los tiempos, todo, tenía todo. Y estaba determinado a ser lo mejor que podía ser.

LAS BECAS A EE UU y EL EXTERIOR

Mis becas a las Universidades son producto del resultante de la negativa de mis padres a que viaje a una propuesta de integrar el baloncesto español del Barcelona, tras el requerimiento de un empresario catalán, que posteriormente llevase al Maradona a España. Era una época post Franco, difícil, compleja, con mucha corrupción viendo que no era el lugar y el momento adecuado no me lo permitieron, con 16 años.

EL FRUSTADO PASAJE POR EL BARCA

Entiendo ese era mi gran camino. Estoy seguro que si hubiese viajado mi carrera deportiva hubiese sido otra. Coincidió en el tiempo en el cual Barcelona reclutó, otras figuras por el mundo siendo la base de su crecimiento a nivel internacional en el básquet de ese país. Al ver a la distancia a “Epi”, encender la llama olímpica en los Juegos, interiormente me cuestionaba: “ese no fue mejor que yo”.

Tras la frustración personal, mi padre a través de la amistad que poseía con el Cr. Damiani, se contactó con un entrenador panameño consiguiendo una beca en la Universidad de Quincy.

En el 80, decidí optar por la beca de Hutchinson que tenía el mejor programa de baloncesto de ese país.

El haber ido al básquet Universitario de Norteamérica, fue de acuerdo a las circunstancias, como ira a la Luna. La enseñanza que recibí, en ese país, hasta el día de hoy me caen las fichas de su aprendizaje. Las materias cursadas, (como por ejemplo: nutrición, psicología, primeros auxilios, adicción, etc.,), estaban dadas para llegar a ser un deportista de elite. A nivel pedagógico fue mucho mejor haber estado ahí, que en Europa.

Luego de haber participado en los juegos olímpicos, llegué al sur de Italia, donde considero jugué mi mejor baloncesto.

1978/79- QUINCY COLLEGE NAIA U.S.A
1980/81- HUTCHINSON JNR COLLEGE U.S.A
1985- COPA MUNDIAL WILLIAM JONES
CON URUGUAY - (ALL STAR TEAM)
- VICECAMPEÓN LIGA ITALIANA – MOBIL GIRGI- Mejor jugador y Goleador.
- VICECAMPEÓN COPA KORAC.
- COPA ITALIA 3er puesto
1987- CAMPEÓN SUDAMERICANO DE CLUBES- Santiago de Chile. Jugando p\FERRO CARRIL OESTE DE Bs As
Mejor jugador y Goleador del torneo.
-VICECAMPEÓN LIGA ARGENTINA, con FERRO CARRIL – Goleador del torneo y Mejor extranjero de la liga
1988-- OLIMPO BAHIA BLANCA
-CAMPEÓN PAULISTA con RAVELLI FRANCA-Mejor extranjero de la Copa Brasil Goleador del torneo.
1992- LIGA ARGENTIANA con FERRO CARILL –Mejor jugador extranjero
1994 - LIGA ARGENTINA con ECHAGUE DE PARANÁ

LA SELECCIÓN

Mi primer contacto con el combinado fue el ser citado, junto al Fefo Ruiz, para el preseleccionado de formativas con 14 años. Disputamos un torneo internacional en San Pablo. El capitán del equipo era el que hoy es contador de la FUBB, Hugo Avegno, el capitán del equipo,
Al año siguiente, (15), fui designado para la mayor. La citación fue una conmoción. Los diarios decían “el niño de oro, un fenómeno”.
Reingresó al plantel en el sudamericano del 77 en Valdivia Chile, consiguiendo el vicecampeonato sudamericano, junto a figuras muy importantes en mi desarrollo posterior como José Barizo, Mahoma Wenzel, German Haller, Frattini, Carlos Peinado, etc.

En el 81, el equipo estaba en manos de Carlos Peinado y mías. Éramos, una generación joven, competitiva ganadora pero había que demostrarlo, y así fue con un país pendiente en un cilindro que era un hormiguero de público lo logramos. Los integrantes de mi generación fueron un grupo de gente talentosa, muy bien dotados técnicamente. No dábamos ventaja físicas frente a los equipos tops del mundo.

De todos las etapas que participé del combinado considero que la del Preolímpico 84 fue la mejor, un equipo compacto, estábamos precisos, manejábamos muy bien los cierres, lo cual no supimos hacer posteriormente ni contra Canadá, ni contra Italia en los Juegos. Veníamos de una serie de partidos de gira por Argentina, que nos habían puesto muy a punto. Los buenos equipos tienen que ganar también jugando mal. El pasaje para Los Ángeles fue una locura total.

ANÉCDOTA- Durante la cena, luego del partido de la clasificación el presidente de la delegación, se levantó, diciendo !Muchachos , esto es un orgullo. Es glorioso para el básquet uruguayo. Todo el país disfruta. Por eso, hoy el viático es doble!

El premio consistía en diez dólares, ya que cinco era nuestra paga diaria.

LOS JUEGOS OLÍMPICOS 84

Tras ganarle a Francia, habíamos perdido con España en un partido flechado por el arbitraje, por 17. Nos tocó enfrentarnos a Yugoslavia. Quien nos dio una paliza, venciéndonos por 28. Queríamos matarnos entre nosotros. Era brutal la calentura que teníamos. Viéndolo a la distancia, la concentración de ese grupo era tremenda. No importaba la dimensión del que estuviese delante. Hablar hoy de criticarse duramente por perder con selecciones de ese nivel, parece ilógico.

1975- JUVENIL SAN PABLO.
1977- VICECAMPEÓN SUDAMERICANO MAYORES Valdivia-CHILE Jugador más joven del torneo
1978- PANAMERICANO/Argentina
1979- VICECAMPEÓN SUDAMERICANO JUVENIL –MONTEVIDEO Goleador del torneo

- SUDAMERICANO MAYORES 3er. puesto
- MUNDIAL JUVENIL-BRASIL Goleador del torneo
-GIRA POR USA CON MAYORES
1981- CAMPEÓN SUDAMERICANO – MONTEVIDEO Mejor rebotero 9.9 rpp- 17 ptos ppp
- VICECAMPEÓN COPA LATINA – PANAMÁ Goleador del torneo 24.6 ppp
-PANAMERICANO – MÉXICO
1983- SUDAMERICANO – San Jose Dos Campos- BRASIL 3er. puesto
1984- VICECAMPEÓN PREOLÍMPICO San Pablo-BRASIL. 24 ppp 7.8 rpp
-JUEGOS OLÍMPICOS DE LOS ANGELES 6º puesto, GOLEADOR OLÍMPICO y
entre los cuatro mejores en rebotes y asistencias.
1985- VICECAMPEÓN SUDAMERICANO Medellín- COLOMBIA. Mejor jugador del Torneo.
1986- MUNDIAL DE ESPAÑA, El Ferrol
1991- SUDAMERICANO Valencia- Venezuela 4º puesto Goleador y mejor jugador del torneo.
1992- PREOLÍMPICO Portland- U.S.A Goleador del torneo Mejor promedio de ppp 34

MIS OTROS CLUBES y el RETIRO.
Tuve muy lindos pasajes por clubes como Sporting, Neptuno, Welcome y Aguada, cosechando nuevos triunfos, y mejores compañeros.
El día que me retiré del basquetbol, (35), la temporada no había comenzado.
El presidente del club no lo podía creer, pensando en que perdía de ganar, un monto importante de dinero, ante lo cual le contesté que con esa cantidad no compraba ni cinco minutos de mi vida. Muchos dudaron de la firmeza de mi decisión, esperando que la revertiese, pasó mucho tiempo antes de que la realidad fuera aceptada como verdadera. Aunque en su proceso tomo diferentes formas. Me fui, porque lo que estaba jugando ya no lo soñaba.

REFLEXIÓN - Si otros jugadores hubieran tenida la suerte de tener los maestros que abarqué, quizás, hubieran sido ellos los destacados. Yo poseía muchas condiciones naturales agregado a ser un gran trabajador, pero entiendo tuve la enorme suerte de encontrar gente que supo desarrollarla. Conté además con un club y un hogar estable que me dio todo.


1989- FEDERAL con NEPTUNO Goleador del torneo
1990-CAMPEÓN LIGUILLA NEPTUNO – Goleador del Federal
1993- FEDERAL 2ª. ASCENSO WELCOME. Goleador del torneo
1994- FEDERAL con NEPTUNO Goleador del torneo.
1995- FEDERAL con AGUADA Goleador del torneo.
1996 – FEDERAL con AGUADA Goleador del torneo -Record en play offs con 47 puntos por semifinal frente a Hebraica y Macabi.


EL MAESTRO y el cariño

En 2001 irrumpí con una escuelita de básquetbol en Aguada. Éramos un equipo, en donde estaba al frente. Es muy diferente ser jugador de alta competencia que enseñar a niños de 5 años. Pasamos bárbaro, plétora de diversión, fue genial.

LA FUBB Y LA DIRECCION TÉCNICA

La llegada del entrenador argentino Néstor García, para hacerse cargo de la selección mayor sacudió al baloncesto nacional. El programa incluía las formativas, buscando una renovación en el plantel principal. Por ejemplo, Esteban Batista con 19 años, jugó más de treinta partidos, todos de titular. La contratación de García fue profética, no estábamos tan equivocados. Viendo posteriormente a argentinos consagrarse campeones olímpicos, inclusive llegando a dirigir un entrenador de ese país, al Real Madrid.

Al ser boicoteado por Anebu se dio, un hecho que no se había considerado, la acción de estar yo en cancha. Mi función no era estar desde la línea. De ahí en más, por un lado García seguía mis lineamientos, pero como Asistente tenia que seguir los suyos. Luego cuando se incorporan los técnicos, (Camina, Chechanovechi), designados por la FUBB, (bajo mi responsabilidad). Sin entrar en una situación analítica, esa labor que realizo García, sumado al trabajo de formativas la considero una etapa muy linda de mi vida.

REFLEXIÓN - Si me das a elegir, que fue lo más positivo en esos tres años abocado al desarrollo de Programas de Selecciones Nacionales. Más allá de los podios, prefiero la satisfacción de haber participado de la formación de la categoría Pre-infantiles. La deserción que había en Infantiles, sumada a la deformación de sus fundamentos, con los cambios radicales de tablero y pelota, fueron superadas con la creación de este nuevo escalón.

EL PERIODISTA Y ESCRITOR

Incursioné, en el periodismo deportivo, siempre en relación a la información y opinión del basquetbol, realizando una muy gratificante labor.

“La vereda del destino”

Dejé de jugar al básquet, para viajar con mochila, poca plata y mucho tiempo. Intenté suplir esas dos o tres veces por semana de adrenalina pura a la cual estaba acostumbrado. Decidí ir a la India con mi libro de viajes. Todas las noches anotaba mis vivencias. Fue así que descubrí el placer de escribir Tras la consecuencia de reportajes acerca de mi trayectoria, determiné contarla por mi mismo, así nació esta edición. Cuando me llaman, de la Editorial diciéndome de la nominación al Bartolomé Hidalgo, no entendía nada, siendo totalmente desconocido para mi tal premio. Obtuvo la “revelación” en el 2007, fue un halago y una sorpresa. Se inició, como un diario que escribí para mi familia, terminando en estas paginas de autobiografía, que me llevaron cerca de año y medio. En el cual cuento además de mi recorrido en el deporte toda la experiencia de travesías por Europa, Rusia, India, el Sudeste Asiático, para retornar desde Guatemala a mi hogar. Traté de buscar la estructura de zapping en dos historias.

“Almas de vagar”

Después que estás transitando en los viajes aprendes que cada periplo en realidad son cuatro. El primero es el que haces por el país, otro con la gente que está viajando, luego el tránsito con vos mismo y por último el que realizas a tu casa al volver. Cuando viajas no tenés pasado ni futuro. Entonces, dejas el lugar de pertenencia, empezando vos mismo a reconocerte en lo que generas con los demás.

En principio me propuse escribir historias en homenaje a mis abuelos, aunque venían a la mente las imágenes y los personajes de mi vagar. Entonces relate recuerdos imborrables, que pueden ser tanto muy alegres o frívolos como los más duros de la vida, sobre los traslados que transcurren en lugares como Centro América, Laos, Escocia, Dinamarca, París, Vietnam, Camboya, Nepal, India, Israel y también Uruguay. Es un libro totalmente diferente al otro. Recorriendo los caminos del viajero que se involucran con la realidad de los lugares que disfruté. Se llama “Almas de Vagar” porque es el nombre que les asigné a las diversas personas que encontré y compartí el camino de mis veredas. Estará en la calle los primeros días de junio.

VIVENCIAS -En mi último viaje por India, Bangladesh, la isla de Sri Lanka, (Océano Indico) y Myanmar (ex Birmania), estuve 8 días internado con Malaria, la pasé muy mal, adelgacé mucho, llevándome un tiempo recuperarme. Las condiciones en que estaba hospitalizado no eran muy buenas, fue en Hampi donde vive la elefanta sagrada Lakshmi, que por una rupia bendice a los visitantes.

QUE OPINA

¿Lalo o Tato?- Tato, porque es el apodo que me quedó, cuando así me llamaba mi hermana en su niñez: ¡ ta, ta , to!

¿Un cuadro de fútbol?- Peñarol, aquél de los goles de Morena.

¿Un jugador de fútbol? – Ladislao Mazurkiewicz, fue mi ídolo en la etapa de baby fútbol. Inclusive era tal mi devoción, que cuando lo vendieron al extranjero, mi padre me lo dijo con el mismo tono de voz, con que me había contado el fallecimiento de la abuela Beba.

¿Te sentiste envidiado en las etapas de jugador? -Cuando me decían, por las chances que tuve de viajar en momentos que no todos lo hacían o la suerte de vivir del baloncesto, siempre respondía: ¡soy un buen pibe de barrio que crecí hasta los dos metros!

¿La dictadura? - Salir a la calle era un tema muy complejo. Te pedían documentos, te molestaban por lo largo del pelo, por tu apariencia. Sabías que era difícil, que te podían llevar. Había que convivir con ese miedo, tener mucho cuidado que eran muy frágiles. Se hacía lo que el poder decidía.

¿Un pico de tu carrera? o ¿Un momento que consideres fue tu máximo deportivo? Difícil determinarlo. Quizás en Italia, fue el pasaje de mejor volumen de juego.

¿Te arrepentís de algo? Ahora a la distancia, pongo en una cajita de cristal a “mi basquetbol”, analizando que merecía otro yo, para poder estar a la par. Un tipo con menos excesos en la vida hubiese sido el ideal, para “mi basquetbol”.

¿La opinión de la prensa te importó? La critica o el halago del periodismo siempre lo tome en la justa medida.

¿Te considerabas exigente con tus compañeros? Eso fue la mediocridad del medio, fue una mochila que cargué, por la falta de autocrítica de basquetbol uruguayo. El descuido en la superación, en el esfuerzo de los entrenamientos. Mi exigencia no coincidía con la de los demás.

¿Tenias cábalas? Las cábalas son una ciencia exacta, que directamente inciden en la concentración y confianza.

En el libro hablas de excesos. ¿Consideras que en la etapa en el extranjero te pasaste de rosca? Uno juega como vive. Estaba a más de cien, iba a ciento uno. Mi límite era hasta que sentía que dañaba mi juego. Lo protegía, porque era lo que más me gustaba en la vida.

¿Referentes como técnico?- Por orden de mi carrera, Horacio Gava, Rubén Bulla .a quien considero un capitulo de la historia del básquet uruguayo que no se ha escrito aún. Por ejemplo la carrera de German Haller o Mario Viola, (jugadores dominantes en su momento), no hubiese sido la misma sin la presencia de Rubén. Aguada, tuvo con jugadores del club, un bicampeónato con su egida, algo que de suceder hoy seria inolvidable. Mi trayectoria dependió mucho de lo que Rubén Bulla me enseñó. No solo me hizo ganar tiempo, me motivó, sentó bases firmes, verdaderos pilares como disciplina, códigos de trabajo, como vivir el básquet. Destacar también a Omar Ayala en el club, al Prof. Goyeneche y Hebert Rey en las primeras etapas de la selección.

¿Consideras que los jugadores que tienen un pasaje por EE UU, adquieren un plus extra? En mi caso el haber tenido la posibilidad de aprender a jugar en las universidades fue una diferencia.
Aunque el momento que vive hoy EE UU no es el mismo. Se acentúo más desde hace dos años. Lo que pasó y lo que pasará en el próximo Draft es una clara muestra de ello. Ricky Rubio (español 18 años), va ingresar y será uno de los cinco primeros jugadores elegidos. Como prohibieron el pasaje de la High Scholl a la NBA a mayores de 20 años, las grandes promesas del baloncesto americano están decidiendo partir a Europa con el fin de tener un alto nivel de competencia y además ganar dinero. Es tan acelerado el proceso que marchan inclusive sin culminar el último año. La realidad marca que en Europa hay mejores condiciones de desarrollo para el jugador que en EE UU, y los norteamericanos se dan cuenta de ello.

¿Un consejo para aquellos que deseen probar suerte en el extranjero?—Primero que se aseguren, la participación
dentro del plantel, porque la sola acción de partir, no le asegura minutos en cancha. Debe garantizarse donde y como están dadas las mejores condiciones para su futuro como jugador. El caso bien claro es el de Jason Granger en España, que tuvo una excelente decisión en el momento de elegir.

¿Como ves la violencia? Los agresivos nos han ido ganando espacios, para tener como resultante los actos violentos que vivimos a diario. La gente a adoptado una postura de ceder y ceder, encontrándose ahora con el gran choque de dos muertes en el deporte. Un joven de Bohemios, estuvo diez días internado en el CTI, por haber recibido un golpe con un torno en la cabeza. No recordándose ya tal desastre, en un partido de básquet.

El Bohemios del 70, no armaba líos, pero no se dejaba pasar por encima. Recuerdo un día que un hincha referente, inició escándalo con rivales, (metiendo la pesada como se dice habitualmente), de visitante. Al llegar a la institución, se le cuestionó y se le terminó expulsando de la parcialidad. El equipo no quería guapos en la barra, sabíamos que uno traía a otro, concluyendo en agresiones a los propios simpatizantes del club

¿Que solución propones?_ Cada institución debe ser responsable, de sus hinchas.

¿La exclusión o derecho de admisión en los espectáculos? El mundo de una sociedad excluida, es de por si un signo de violencia. Hemos sido tremendamente hipócritas, porque en décadas ese acto se fue gestando, creciendo, siendo todos participes y protagonistas en mayor o menor medida.

¿Como ves la relación jóvenes- droga en la actualidad? En el 70 existía la misma alarma que existe hoy. Ahora es la pasta base, antes fueron las recetas que se robaban. Puede que haya un pico actual, pero toda la vida pasó. Soy Pro-legalización de las drogas pero con ciertos controles. Me refiero a una venta del producto, (como en Holanda), dejando claramente especificado sus contraindicaciones e información de auxilio en casos extremos, estableciendo donde dirigirse. Inclusive las ganancias que se produzcan por esas ventas, se vuelquen a un programa para la recuperación de adictos. Encaminar a esas conductas enfermas de adicción, al fin de recuperarlas.Además de esa manera, los consumidores van a enterarse lo que se introducen en el cuerpo a diferencia de la de estimulantes como la pasta base que carecen de posología alguna.

¿La dirección técnica, esta en tus planes? Esta ahí.

¿Porque dejaste la tarea que realizabas en la FUBB? Uno de los males de nuestro basket, a nivel de clubes se da también, es que la cadena de mando no existe. En mi caso yo jugaba a demostrarle a Ney Castillo, que debía delegar en una persona formada para cumplir la tarea, y el jugaba a hacerme creer que sí lo hacia. Aunque constantemente, se saltaba la misma, quedando muchas veces desautorizado. Cuando me di cuenta, que no era personal, sino su forma de trabajo, decidí dejar.

¿El futuro de los jóvenes en el básquet nacional? Entiendo que se esta en un circulo vicioso. Si se considerase un doble horario a nivel profesional, con entrenamientos fuertes, estos jóvenes que no tienen posibilidades de desarrollarse, tendría más oportunidades, que aquellos de edad próxima al retiro, que se verían complicados por el esfuerzo. El básquet nacional ha caído en la comodidad, de ser funcional, considerando como mejores a quienes, si están ahí es por no son los mejores.

¿Un mensaje a los jóvenes? Que se diviertan y si pretenden ser profesionales en este deporte, que se esfuercen.

¿Jugador de básquet internacional Dos: Dranzen Petrovic y Michael Jordan

¿Un quinteto ideal? Jordan, Mozart, Van Gogh, Cervantes y Chaplin

¿Un jugador nacional? El “Chumbo”

¿Porqué India como lugar reiterado en tus viajes? India me subyugó. Sus incompatibilidades, mucha pobreza económica frente a mucha riqueza espiritual. Es en donde encontré la realidad de la exacerbación en la cantidad incontrolable de seres que subsisten a la par de los interminables decesos injustos. Estando ahí, en la cotidianidad podes percibir la intensidad de la lucha por la sobrevivencia. Es una mezcla entre poética y violenta, donde la vida vence a la muerte.

TESTIMONIOS

Que mejor prueba que las declaraciones de los más grandes basquetbolístas , sino los mejores, de la historia de nuestro deporte.

Oscar Moglia- (como periodista deportivo, diario El País) Horacio “tato” López merece un reconocimiento a su juego. No hay un basquetbolísta en Sudamérica de su nivel, busquen un jugador que cumpla todas las funciones en cancha como lo hace él. Con sus dos metros traslada la pelota con suma confianza y efectividad al igual que el mejor de los bases. Alero goleador, siendo altamente efectivo y si le faltase algo, su juego de pívot en las dos tablas, es determinante en los rebotes. Por eso definitivamente no hay, un jugador del su símil. Es completo y va a hacer historia.

Omar “Chumbo” Arrestia- (como ex jugador y técnico) Si tengo que elegir un jugador de los 70 en adelante, no hubo otro como Horacio López, un jugador que se dio el lujo de ganar en Uruguay y afuera. Lamentablemente, en Montevideo no lo valoran como deberían. La sexta posición olímpica se debió sólo gracias al Tato. Fue un revolucionario. Respecto a la selección nacional, al llegar a Montevideo a la primera persona que conocí en Sporting, fue al papá de Gerardo Jauri, que decirte de Álvaro Tito que se formó conmigo, por eso los conozco bien, sabiendo que esta en buenas manos. Pero desaprovechar lo que es y lo que sabe “Tato” no tiene nombre. Recuerdo haberlo llamado más de una vez, para hablar de básquet, inclusive en el Preolímpico pasado cuando el combinado venia con partidos difíciles, le hice saber su falta en este grupo que lo tuvo como conductor. La palabra basquetbol es sinónimo de su nombre, debiéndose tratar de formar jugadores lo más parecidos a su estilo, de esa manera el baloncesto nacional crecería.

Carlos Peinado (compañero de la Selección nacional, Bohemios, Periodista deportivo)- Hablar de “Tato” es hablar por lejos, del mejor basquetbolísta de los últimos cuarenta años. Completo, ganador, temperamental, exquisito, pero esto lo sabe la gente. La vida, los torneos, los viajes, las victorias, las derrotas me dieron la posibilidad de conocer al otro, al tipo de carácter fuerte y contestatario. Pero sencillo, sensible, comprometido, solidario como lo era en una cancha. Ya desde muy joven tenia las cosas bien claras, lo fue demostrando con el correr de los años, primero dentro de un rectángulo y luego fuera de el.

Entiendo tuvo, un pasaje bárbaro dentro de la estructura de las selecciones formativas en la federación y luego su profesionalismo y su carácter le hizo dar un paso al costado. También, como periodista en el cual algo tuve que ver en su momento y luego lo mas fresco sus libros: “la vereda del destino”, con el mismo éxito que cuando jugaba los viajes, ese sueño que siempre lo atrapó con la mochila a cuestas de conocer, compartiendo otras culturas y religiones.

Tato, un monstruo. Tato el basquetbol de pie.

José Cuqui Barizo (ex jugador, compañero de la Selección nacional) Nuestra relación comenzó en el 76. en las prácticas de la selección. Por entonces, era mi apogeo, se acercó en un entrenamiento a hablarme, (dándose hoy a la distancia una anécdota muy graciosa) diciéndome: “hola ¿te acordás de mi? Te marqué en un partido”. Le conteste: ¡macanudo mirá que bien, no te ubico, sabes que pasa a mi no me puede marcar nadie! Quedando duro por la respuesta. Entablamos una muy linda relación, que se afianzó luego al participar del sudamericano de Valdivia- Chile en el 77, remplazando a Fernando González, que no quiso viajar por estar muy vigente el peligro del cruce en avión por la cordillera .

Hebert Rey, le fue dando participación en el equipo, pero en los entrenamientos, cuando descansaba, lo veía más detenidamente desde el banco. Sus condiciones, su forma de jugar se destacaban plenamente.

Se notaba, en aquel momento, que su desarrollo lo llevaría a ser, lo que fue, un gran jugador.

Luego, cuando dudaba de viajar a EE UU, los viejos del plantel lo apoyamos, siendo muy agradecido, con un muy lindo perfil, nos enviaba cartas y fotos. Extrañaba, dándole el estimulo que siguiera, que iba a ser fundamental en su carrera el seguir jugando a ese nivel. Y así pasó.

Con el correr de las temporadas, pasé por distintos equipos en los que estuve probando mis limites en los duros momentos que todo basquetbolísta sufre, al ver pasar los años, sin seguir siendo el de antes.

El recorrer las diferentes posibilidades probando fuerza, sumada a la deserción, en el 81, por primera vez en años del combinado celeste, hizo aparecer siempre la voz de ánimo de “Tato” en mi vida. Me visitó, dándome el aliento necesario para no caer, y demostrarme que se puede seguir la carrera sin estar siempre arriba. Tengo un muy lindo recuerdo de nuestros pasajes juntos.

Horacio "Tato" López fue jugador de la selección uruguaya de basquebol, que se colocó sexta en las Olimpíadas de Los Angeles en 1984. "La vereda del destino", es el libro que acaba de editar con su biografía. Su madre, Nilsa, es prima hermana del coronel Ramón Trabal quien fuera asesinado en París el 19 de diciembre de 1974, en plena dictadura. El crimen le fue adjudicado, por la historia oficial cívico-militar, a la guerrilla de nuestro país. López nos cuenta otra historia absolutamente distinta, además de hablar del miedo durante la dictadura y de su generación de los que tiran al cesto¿Por qué el libro?

El libro tiene cuatro instancias bien marcadas. Cuando dejo de jugar la básquet me voy a viajar con mochila, poca plata y mucho tiempo. Voy a la India con mi libro de viajes. Toda la noche escribía un poco. Fue así que descubrí el placer de escribir. Otra instancia fue un amigo que me pidió escribir mi historia, lo hizo muy bien, pero me di cuenta que en ese momento dejaba de ser mía, porque era contada por otra persona. El tercer momento fue a la salida de una nota, donde me encuentro con Joel Rosemberg, quien me dice que le gustaría escribir mi biografía. A partir de ahí empecé a soñar como escribiría una biografía mía. Así empecé a armar en mi cabeza "La vereda del destino", el título del libro.

La última instancia fue que un periodista deportivo me hizo una nota, que llevó dos horas. Al otro día me llama y se va a casa, dos horas más. A la semana me invita a ir a un bar y allí me muestra una cantidad de libros de su autoría. Me dice que le gustaría escribir para un concurso un cuento con una historia que yo le contara. Le dije que eso no podía ser, pero le propuse que me ayudara a hacer un libro sobre mi vida. Fue así que Joselo González terminó ayudándome. El libro, que es de mi autoría, me llevó 19 meses. Fue la editorial Santillana quien terminó publicándomelo.

¿Qué se tiene jugando al basquetbol?

Fue la pasión de mi vida durante muchos años, Yo siempre digo que no solo jugué basquetbol, sino que viví basquetbol. No solo fue un deporte, fue un arte. Así lo sentí.

¿Quiénes fueron sus referentes en aquella época?

Yo tuve suerte de empezar a salir al exterior con la Selección uruguaya, siendo muy joven, apenas tenía 16 años cuando jugué el primer candidato sudamericano. Por eso tuve la oportunidad de tener referentes de otros países.

A nivel local el gran referente de mi generación fue el "Chumbo" Arrestia. Yo no tuve la oportunidad de ver jugar a Oscar Moglia ni a Adesio Lombardo, dos monstruos. De esa época son Heber Mera, Blixen, el "Guanaco" Costa. También fueron referentes jugadores que fueron compañeros como Carlos Peinado, Daniel Borroni, "Cuqui" Barizzo, Germán Haller.

Los integrantes de mi generación fueron un grupo de gente talentosa, muy bien dotada físicamente. No dábamos ventaja físicamente frente a los equipos tops del mundo. Por ejemplo Heber Núñez tenía más de dos metros cuatro, que jugaba en la posición de cuatro. Además durante tres años tuvimos una competencia interna muy exigente, de altísimo nivel. Creo que en Sudamérica, en ese momento, la liga uruguaya era de un nivel tremendo.

Pero no tenían a la televisión de hoy para ver a los grandes de Estados Unidos...

No, no teníamos. El básquet del mundo era un gran misterio, era algo que existía pero que nadie conocía.

¿Qué significó llegar a las Olimpíada de Los Angeles?

- Yo ya conocía el básquet de Estados Unidos, porque había ido a ese país a jugar becado. Ya había jugado en dos universidades. Pero ir a jugar en la Olimpíada fue algo tremendo, aunque era un mundo que yo conocía.

En el libro hay referencias a la vida cotidiana del Uruguay en esos años juveniles...

Hablo mucho de la vida familiar, de lo que era la dictadura. Hablo de la cotidianidad de la dictadura, que el horror de los cuarteles y de las cárceles dejó escondido el miedo que había al andar en la calle. Algo de eso cuento.

¿Qué fue lo que quedó más registrado de esa época?

(Se escucha de fondo una sirena). Salir a la calle era un tema muy complejo. Te pedían documentos, te molestaban por lo largo del pelo, por tu apariencia. Sabías que era difícil, que te podían llevar... Había que convivir con ese miedo, tener mucho cuidado que eran muy frágiles. Es que se hacía lo que el poder decidía.

El coronel Ramón Trabal, quien fue asesinado en París, era primo hermano de su madre. ¿Usted lo conoció?

Sí, sí. Ramón era aquel tío, que a todos los primos nos impactaba por su uniforme. Era un tipo muy cariñoso, muy afectivo, un hombre que se hizo querer. Cuando él pasa a ser el jefe de Inteligencia Militar, empieza a ocupar un rol fundamental en el desarrollo del país. Recuerdo que en el mundo de los mayores se hablaba constantemente de lo de Ramón, siempre con ese cariño familiar que perdura hasta el día de hoy.

Leí, hace pocos días, que usted fue a esperar el cuerpo de Trabal en el Aeropuerto de Carrasco. ¿Qué recuerda?

Para nosotros era muy raro, muy confuso, sobre todo para los primos menores. Lo que pasaba era que siempre habíamos mamado que los responsables de su muerte, eran los mismos que lo estaban trayendo al país. Era algo muy particular. Fue algo muy anunciado por los cuentos familiares y los comentarios de los mayores que decían que Ramón Trabal, ya cuando se iba París, se despedía de la vida.

¿Al irse a París corría peligro su vida?

Exacto. Eso es lo que decían en mi casa.

¿Con el tiempo esa sensación se le confirmó? ¿Su muerte fue provocada por los que lo rodeaban?

Este tipo de cosa no solo ha ocurrido en nuestro continente. Todo el mundo habla del Plan Cóndor, pero un plan similar se ha presentado en diferentes continentes. Seguramente se sigue presentando ahora en Irak y Afganistán, donde hay una especia de Plan Cóndor funcionando. Siempre se ha eliminado gente que se considera peligrosa para el funcionamiento de un imperio. Eso fue lo que pasó con Ramón, una persona considerada peligrosa, integrante de una lista de personas a eliminar.

¿Para usted no fue la guerrilla uruguaya la que terminó truncando con la vida del coronel Ramón Trabal?

No, de ninguna manera. Eso lo saben los militares y la guerrilla. La guerrilla no mató a Ramón. Yo creo que todo el mundo está claro en esto y sabe lo que sucedió.

Ahora que se está logrando parte de la verdad sobre esos años ¿cómo se siente?

Es una apuesta a punto con la verdad, con la Justicia. Es un momento del país muy importante que le da bases a nuestra sociedad para crecer, para creer en sí mismo, para asentar su cultura, en un país que desde hace 30 años vivía en la impunidad. Creo que es justicia, que es justicia para todos. No se puede señalar que todos los militares son malos. José Artigas fue un militar, no fue una persona negativa, la historia de nuestro Ejército no era sucia. Creo que también es justicia para el Ejército uruguayo. Estamos, con la verdad y la justicia, creando nuestra identidad, escribiendo nuestra historia y esto enriquece al país, nos enriquece a todos y nos eleva. *

AQUI TATO EN DOS VIDEOS INPERDIBLES .

video video

1 comentario: