Amazon MP3 Clips

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...

Daily Calendar

jueves, 9 de junio de 2011

GUSTAVO FERNÁNDEZ - EL ARQUERO QUE LLEGÓ A PEÑAROL EN 1982 POR LESIÓN DE FERNANDO ALVEZ .ALCANZANDO LA MÁXIMA GLORIA QUE UN FUTBOLISTA PUEDE LOGRAR




Indudablemente el hincha aurinegro vive momentos de muchas expectativas en vísperas de una nueva final de Copa Libertadores de América .

Les propongo recordar una nota con el arquero y figura del Peñarol campeón de América y del Mundo de 1982 .

Llegue de casualidad y me encontré con lo más maravilloso que me tocó vivir en el fútbol .



Una tarde casi invernal( por la baja temperatura) del año 1982 juegan por un torneo previo al Campeonato Uruguayo contra Defensor , el arquero aurinegro Fernando Alvez saca de su portería y queda tirado en el piso( tuvo una lesión en una de sus rodillas que lo marginaba por toda la temporada) . Por esa desgracia que le tocó al muy buen deportista precipitó la llegada del ex arquero de Laluz ,Rentistas , que venía de una larga carrera deportiva en España y México .El presidente aurinegro Washington Cataldi reunido con sus pares de la Comisión directiva resuelven poner sobre la mesa varios nombres de sustitutos , entre ellos el de Gustavo Fernández ....pero que mejor que él mismo nos comente.


Gustavo Fernández(16/02/52) vino para ganar todo en Peñarol en el año 82. Estando en el Sevilla, nada menos que desde 1973, le hablaron del club para volver al país y atajar en un grande y no lo pensó dos veces. Armó las valijas y pegó la vuelta. Y trajo la suerte. De la mano de "El Hugo" Bagnulo se armó un equipo muy compacto y se ganó hasta la Intercontinental de Clubes contra el Aston Villa en Japón.

-¿Se te sigue poniendo la piel de gallina cuando te nombro a Peñarol?

-Indudablemente, por supuesto, porque es difícil olvidarse de todas las cosas que uno vivió en el club.

-¿Te seguís emocionando viendo a Peñarol desde afuera o por TV?

-Sí, es una camiseta que te llega mucho. Más que nada, en lo que son los partidos internacionales, cuando juega por la Mercosur o la Libertadores. O también los clásicos.

-Como que la actividad local no motiva mucho al hincha...

-Sí, pienso que la cosa puede pasar un poco por ahí. Además ahora van muchos partidos por la TV, está el tema económico, que hace que no vaya mucha gente al fútbol.

-Bueno, vamos a meternos de lleno en Peñarol. ¿Cuándo llegaste al club?

-Vine en el 82, desde el Sevilla. Estaban en el Mundial en España, me llama Cataldi a casa por teléfono diciéndome que se había lesionado Fernando Alvez. Y lo más lindo es que todo se tenía que hacer bien rápido porque la Libertadores empezaba en 15 días y tenía que presentar la lista.


VOLVER A URUGUAY Y A PEÑAROL

-¿Qué te pasó por la cabeza al volver a Uruguay y, fundamentalmente, a atajar en un grande como Peñarol?

-Fue todo muy de golpe. A mi y a la familia nos pasó por la cabeza antes que nada las enormes ganas de volver, ya que hacía 9 años que estábamos fuera del Uruguay.

-¿Y cómo te recibió aquel grupo de Bagnulo?

-Muy bien, unos fenómenos. Una gran persona. Aquel fue un equipazo. Era, como yo siempre digo, un cuadro muy equilibrado en todas sus líneas. ¿Morena? Y era el que la metía adentro. Y había que bancar aquella línea final con el Indio, con el Tano, con Diogo, Juan Vicente.

Y en el medio, Bossio y Saralegui. Lo del brasilero Jair era fenomenal. Y arriba teníamos unos jugadores de novela aparte del Nando. Un muy buen equipo que Bagnulo, además, supo manejar muy bien.

-Se había formado un equipazo.

-Eran tigres. No sabes lo que era tener a esos jugadores al lado tuyo. Y Walkir Silva que recién debutaba, lo mismo que el Coco (por Daniel Coquito Rodríguez) que tenía apenas 17 años. Uno no se puede olvidar de aquellas cosas.

-¿Y que recuerdos tenés de aquella Intercontinental del 82 que le ganamos al Aston Villa?

-Me acuerdo de ese partido, pero también de todo lo anterior. Creo que sólo perdimos un partido con el Gremio y fue porque ya estábamos clasificados.

Después no perdimos ningún partido.

Y tuvimos rivales recontra difíciles como el San Pablo, tanto acá como allá.

También el Flamengo fue bravísimo. Tenían a Nunes, a Zico, a cada nene bárbaro.

Pero nosotros estábamos bien parados... Sabíamos lo que queríamos. El de allá, con el Flamengo fue un partido durísimo, les ganamos con un golazo de tiro libre de Jair. La colgó... Ganamos casi todos los partidos, como te decía, creo que fuimos los únicos en no haber perdido casi ningún partido antes de la final.

-¿Qué virtud tenía ese grupo?

-Y aparte de la unidad de la que te hablaba hoy, hay que rescatar que teníamos bien en claro lo que queríamos en la cancha. Un equipo balanceado, muy equilibrado en todas las líneas como le gustaban al Hugo. Nunca nos agarraban mal parados. Fijate que en ese año se ganaron todos los puntos en Montevideo y prácticamente todos en el exterior. No creo que existan, como te decía hoy, antecedentes similares de otro cuadro por una Libertadores. En el ´82 le ganamos a todos los cuadros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario